Por José Alejandro Rodríguez Zas

Con el juego 2×2 en la parte alta del inning 10, Yuli fue colocado como corredor en segunda base, como es habitual en estos casos, luego de ceder el último out del noveno capítulo. El primer hombre en turno, el máscara Christian Vázquez, conectó un profundo elevado al jardín derecho, que sirvió para mover a Gurriel hasta la antesala en pisa y corre.

Luego, le correspondió empuñar a Chas McCormick, quien también bateó un fly hacia la banda derecha, pero no con la suficiente profundidad como para que Gurriel anotara. El cubano amenazó con irse hacia el home para provocar el tiro, pero este llegó certero a la mascota del receptor de Baltimore.

Sin embargo, solo unos instantes después, ante la incrédula mirada de los parciales de los Orioles que se dieron cita al Camden Yard, un lanzamiento desviado del relevista local, Dillon Tate, al bateador en turno y emergente, Trey Mancini, le abrió las puertas a Yulieski, con la carrera que ponía delante a Houston.

Esta fue la anotada número 52 de Gurriel en la temporada y 399 de por vida, a solo una de la cifra redonda de 400. Su promedio ofensivo quedó en .238 (521-124), con 38 dobles y ocho jonrones como extrabases, 50 empujadas y línea ofensiva de .283/.357/.640.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba