Por Álex Fernández Fernández

Que los Astros sean temidos por su ofensiva ya no es noticia. Hace par de días, por ejemplo, arrollaron a las Medias Blancas y le hicieron 21 carreras en el Cellular Field. La misma cantidad que le acaba de hacer su equipo de los Sugar Land Space Cowboys a los de Oklahoma en Triple A . Pero es que de ese total ¡17! fueron en la sexta entrada.

La locura, porque no tiene otra forma de llamarse, comenzó con un sencillo de apertura, que no le preocupó mucho a los Dodgers de Oklahoma que venían de un éxito previo. Sin embargo la cosa se puso bien fea.

Resumamos: los Space Cowboys pegarían en esa entrada un decena de imparables en total, además le otorgarían nueve boletos, un pelotazo. Una combinación que daría al traste con las 17 anotaciones, lo que constituyó un récord para el equipo.

El primer lanzador de los de Oklahoma que vería el inicio de la fiesta fue Pedro Báez quien nunca imaginó cómo iba a terminar todo aquello. Un total de 23 bateadores vieron acción en ese episodio ante una cuarteta de lanzadores. Fatídico para la defensa.

Tan tortuoso resultó el asunto para los visitantes en ese capítulo, que tuvieron que pasar ocho bateadores para encontrar el primer out. En la historia de la MLB, particularmente en la Gran Carpa, el récord de más carreras anotadas en un entrada es de 14, y lo han conseguido varias franquicias, por lo que esta marca en ligas menores rompió el récord establecido incluso para las Grandes Ligas

Los Yankees ante los Senadores en 1920, los Cachorros ante los Phillies en 1922, los Medias Rojas contra los Atléticos en 1948, Cleveland contra los Atléticos en 1950, Rojos contra los Astros en 1989, los Medias Rojas vs. los Marlins en 2003. Cleveland enfrentando a los Yankees en 2009 , resultó la última vez.

Sin más, aquí la paliza en video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba