HISTÓRICO: Un cubano fue manager de Houston Astros en MLB

Preston Gómez fue un pionero del béisbol cubano, que llegó a las Grandes Ligas como jugador, coach, mánager y ejecutivo. Su carrera se extendió por más de seis décadas, en las que dejó su huella en varios equipos y ligas. 

Entre sus logros más destacados, se encuentra haber dirigido a Astros de Houston en las temporadas 1974 y 1975. Llevándolos a un récord de 81-81 y 64-97, respectivamente.

Después de su breve paso por las mayores, Preston Gómez se dedicó a jugar y dirigir en las ligas menores, tanto en Estados Unidos como en México.

En 1959, ganó el campeonato de la Liga Internacional y la Serie Mundial de Ligas Menores con los Sugar Kings de La Habana, un equipo afiliado a Rojos de Cincinnati. 

Al año siguiente, repitió el título de la Liga de la Costa del Pacífico. En esa ocasión con los Indios de Spokane, sucursal de Dodgers de Los Angeles.

En 1965, Preston Gómez se convirtió en el coach de tercera base de los Dodgers, bajo el mando de Walter Alston. Durante cuatro temporadas, fue parte de dos equipos que ganaron el banderín de la Liga Nacional y uno que se coronó campeón de la Serie Mundial. 

Para 1968 el vicepresidente ejecutivo de Dodgers, Buzzie Bavasi, se mudó a Padres de San Diego. En ese momento era una franquicia de expansión y fue nombrado como el primer mánager en la historia del equipo.

En 1972, después de 11 juegos y siete derrotas, Preston Gómez fue despedido y reemplazado por Don Zimmer. Con Padres, tuvo un récord de 180 victorias y 316 reveses.

Preston Gómez hizo historia en Houston Astros

Preston Gómez regresó al béisbol al año siguiente, como coach de Astros de Houston. Estuvo bajo el mando del legendario Leo Durocher. En 1973, tuvo que asumir el rol de mánager interino en dos ocasiones, cuando Durocher se enfermó. 

Los Siderales respondieron bien a Gómez, y ganaron 16 de los 21 juegos que dirigió. Al final de la temporada, Durocher se retiró, y Gómez fue nombrado como el mánager oficial del equipo.

En 1974, Gómez llevó a Astros a un récord de 81-81, el primero sin pérdidas en la historia de la franquicia. El equipo contó con el liderazgo de César Cedeño, Bob Watson y José Cruz, y con el brazo de J.R. Richard. 

Para 1975, Astros tuvieron una temporada decepcionante, y terminaron con un récord de 64-97, el peor de la Liga Nacional. Gómez fue despedido el 26 de agosto, y sustituido por Bill Virdon. Con Astros, tuvo un récord de 145 victorias y 178 derrotas.

En 1980 volvió como manager, esta vez de Cachorros de Chicago. Cuando ya se habían jugado 90 partidos, con 52 derrotas, Preston fue nuevamente despedido y sustituido por Joey Amalfitano. 

Así que su carrera en las Grandes Ligas como manager tuvo este resultado: un poco más de siete temporadas, 346 victorias, 529 derrotas (.395 de promedio) y cuatro veces sótano. 

Preston Gómez fue un hombre que dedicó su vida al béisbol, y que aportó su conocimiento y su pasión a varias generaciones de peloteros. 

Fue el primer cubano en dirigir un equipo de Grandes Ligas. Además, el segundo latinoamericano, después del venezolano Alfonso Carrasquel. Igualmente fue el primer latino en dirigir la franquicia de Houston Astros. 

Su legado se mantiene vivo en el Salón de la Fama del Béisbol Cubano (Florida), al que fue exaltado en 1984. Preston Gómez fue inducido al Salón de la Fama del Hispanic Baseball Heritage Museum en 2003.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio