4 JONRONES CUBANOS. Gurriel y Soler dieron TRIUNFO, Grandal HISTÓRICO. Resumen MLB

August 28, 2021
Yasmani Grandal hizo historia con el segundo juego de ocho impulsadas en su carrera

Por Juan Páez

En la jornada de este viernes en las Grandes Ligas, Yasmani Grandal tuvo un juego que quedará en su memoria por siempre. El receptor, quien no jugaba desde el 5 de julio, aprovechó su regreso de la lista de lesionados para tener la que hasta ahora es la mejor actuación ofensiva de un cubano en 2021. Aparte les dio el triunfo a los Medias Blancas de Chicago 17×13 a los Cachorros de Chicago, en un encuentro en el que se conectaron 28 imparables.

Grandal fue al plato en seis ocasiones oficiales y disparó un sencillo, un doble (cuarto para él) y dos cuadrangulares (para llegar a 16) de tres carreras cada uno. En total, fabricó ocho rayitas y anotó dos veces.

En cuanto a las repercusiones, Grandal (.203) es el primer cubano en la historia de las Grandes Ligas en tener dos juegos de ocho impulsadas en su carrera, pues también lo hizo como parte de los Dodgers de Los Ángeles (7 de julio de 2015). José Canseco y Yulieski Gurriel lo hicieron ambos en una oportunidad.

Por si fuera poco, el isleño es el primer jugador de los Medias Blancas con un compromiso de ocho producidas desde Robin Ventura, el 4 de septiembre de 1995, aunque Yasmani es el primer receptor en hacerlo. Y como si no fuera suficiente, Grandal es apenas el tercer catcher en los últimos 40 años (octavo en la historia) con actuación de ocho empujadas y tres extrabases. En ese lapso, también lo hicieron Josh Phegley (2019) y JR Towles (2007).

MUY CERCA

En ese mismo juego, José Abreu siguió aumentando su ventaja como el líder impulsor de toda la Gran Carpa, al irse de 5-3, con doblete (14), dos remolques (para llegar a 99), tres anotadas y un pelotazo recibido (.260).

El más cercano perseguidor a Pito, Rafael Devers, cerró la jornada de este viernes con 94 carreras traídas al plato. Abreu tiene 13 impulsadas en sus últimos 11 enfrentamientos, un envión que le ha permitido situarse con más comodidad en la cima de tal departamento. En las Mayores, nadie tiene más fletadas que el cubano desde 2019: 282, con 30 de ventaja sobre Devers (252).

También por los Medias Blancas ante sus vecinos de Chicago, Luis Robert continuó caliente y terminó de 5-3, con doble (14), una empujada (18), tres anotadas y una base por bolas (.340), mientras que Yoán Moncada dio un sencillo en cuatro chances válidos, con par producidas (54), dos anotadas y dos boletos (.262).

HÉROES

Entre los aspectos positivos para la armada cubana en la acción de este viernes, Jorge Soler mantuvo su tórrida ofensiva desde que llegó a los Bravos de Atlanta, que ganaron esta vez gracias a un batazo del jardinero antillano. Los del Tomahawk vencieron 6×5 a los Gigantes de San Francisco.

Soler triplicó en cuatro oportunidades con el madero, con dos sencillos y un enorme cuadrangular de 430 pies (19), su sexto bombazo en 23 juegos como miembro de los Bravos. Con esa conexión, remolcó las rayitas cuatro, cinco y seis para Atlanta (llegó a 51 impulsadas). También anotó en dos ocasiones (.209).

Su compañero Guillermo Heredia terminó de 1-1, con anotada, en un turno como emergente (.224).

Otro que también tuvo una actuación heroica fue Yulieski Gurriel para que los Astros de Houston pudieran imponerse 5×4 a los Rangers de Texas. El Yuli ligó de 5-1, con doble (28) y su carrera empujada número 70 en el año, una anotada y un ponche. Su batazo clave fue un roletazo para out, pero Gurriel le puso velocidad a sus piernas, le ganó al disparo y llegó quieto a primera para impulsar la quinta rayita de los siderales (.315).

Su compatriota Aledmys Díaz se fue en blanco y se tragó dos chocolates en cuatro turnos legales al bate, aunque tomó un boleto (.298).

Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este viernes en las Grandes Ligas:

Por los Rangers de Texas, Andy Ibáñez duplicó en cinco idas al box, con su sexto jonrón del año, una impulsada (19), una anotada y un ponche (.263). El infielder llegó a 11 juegos seguidos con hit (.488/.511/.767) y a siete consecutivos con, por lo menos, dos inatrapables. Ibáñez está a dos desafíos multihits de igualar el récord del equipo, en poder de Rusty Greer (9). La marca absoluta para un cubano es de Lourdes Gurriel Jr. y Tony Pérez, ambos con 11.

Su compañero José Adolis García dio dos sencillos en cinco turnos, pero se ponchó tres veces (.246).

Yandy Díaz (TB) se fue de 4-1, con impulsada (42) y anotada (.255). Lourdes Gurriel Jr. (TOR), también de 4-1 (.269).

En blanco: José Iglesias (LAA), de 3-0, con ponche y dos errores (16) (.259); y Yadiel Hernández (WSH), de 1-0, con un abanicado (.298).

Recuerde que este y todos los resúmenes que envuelvan jugadores cubanos los encuentra persiguiendo este enlace, o sea, dando clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba