Por Juan Páez

En el primer inning, Abreu disparó su doble número 21 para empatar el juego a una carrera con su remolcada 38 de la temporada. Más tarde, en el cierre del quinto inning, Robert la desapareció en línea por el jardín izquierdo y con un corredor a bordo para igualar el encuentro a cinco rayitas.

Disfrute de ambos batazos…

SILENCIARON AL FENWAY PARK

De hecho, fue un batazo de Arozarena el que produjo la carrera de la diferencia para los dirigidos por Kevin Cash. Cuando los Rays estaban en ventaja 1×0, el jardinero cubano dos hombres a bordo y los empujó con un doblete (19) para dejar el marcador 3×0 en la parte alta del tercer episodio, suficiente para el triunfo de su club.

Para completar su actuación, Randy se voló la barda por los jardines derecho y central, en un cañonazo (9) que alcanzó los 390 pies de distancia.

En total, Arozarena ligó de 5-2, con tres fabricadas (39), dos anotadas y un ponche (.258). Su compañero Díaz sigue desatado a la ofensiva y también llegó a 11 juegos seguidos con hit, al irse de 3-2, con doble (14), dos anotadas y dos bases por bolas (.295). Su promedio de embasado ahora es el tercero mejor de todas las Grandes Ligas, con .412.

El zurdo cubano retiró sin problemas a Michael Pérez con línea a primera base, a Josh VanMeter con ponche y a Ke’Bryan Hayes con un elevado al jardín izquierdo. Su efectividad cayó a 4.50.

Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este miércoles en las Grandes Ligas:

Bateadores:

Lanzadores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba