Por Yasel Porto

En estos días se ha vuelto a comentar sobre ese momento tan espectacular del béisbol cubano como lo fue sin dudas el jonrón de Agustín Marquetti. El motivo no ha sido otro que la conmemoración este 19 de enero de un nuevo aniversario de aquel suceso acontecido en 1986 y que ha quedado a la postre como el único walkoff en una definición de Series Nacionales.

Pero aquí no voy a reiterar todo lo que se ha escrito o dicho sobre la relevancia que aquel batazo frente al estelar Rogelio García que dejó al campo a Vegueros en el 12mo. inning para permitir el primer título de Industriales en 13 años. Los múltiples matices que rodearon aquel partido y la conexión en sí son conocidos por todos. De hecho, para la mayoría de los fanáticos y especialistas ese figura entre los sucesos infaltables a la hora de hacer el recuento de lo mejor de los clásicos de la Isla. Ahí se incluyen también los no industrialistas.

Una de las preguntas que le realicé al “toletero de Alquízar” en la entrevista que me concedió este miércoles 19 de enero encontró como respuesta algo que a mí y a muchos sorprendió. De ahí que tal confesión del mítico y popular ex primera base habanero mereciera un tratamiento distintivo con posterioridad.

Te puede interesar: Agustín Marquetti, la lucha contra la desmemoria

Muchos pensaron que Marquetti jamás pisó el home plate después de decidir aquel juego y campeonato en general sobre todo porque la enorme cantidad de personas que se lanzaron al terreno del estadio Latinoamericano imposibilitaron que terminara la vuelta al cuadro después que sobrepasó la segunda almohadilla. Otros, posiblemente los menos, consideraron que sí lo había hecho y si no había constancia de eso era porque la televisión no pudo tomarlo por la poca visibilidad existente ante tanto tumulto.

El protagonista de aquel acontecimiento me respondió que sí pisó el plato tiempo después y ayudado por decenas de fanáticos que lo abrazaban, saludaban y hasta cargaban.

“Yo le decía a la gente que me dejaran pisar porque si no entonces no valía el jonrón. Yo no sabía que ya cuando el público se tira para el terreno vale todo lo que se ha hecho”, comenzó diciendo el veterano para luego rememorar una jugaba similar acontecida en 1967 en la que sí fue puesto out.

“Había dado hit para decidir el juego con dos outs y no llegué a pisar la primera base con el embullo y el árbitro me cantó out. La suerte fue que ese juego lo ganamos después por un batazo de Ricardo Lazo con Ihosvany Gallegos y no influí en la derrota del equipo. Entonces ya yo tenía aquello que si no pisaba no valía y por eso le decía a la gente que me dejaran pisar. Me cargaban y luego pisaba tercera; me volvían a cargar y finalmente pisé home. Yo pisé todas las bases. Eso fue algo grande y hay una foto que vi ahora que nunca había visto de cundo llegué a home cargado por la gente”, dijo el hombre que también trascendió por otro cuadrangular decisivo, pero en el Campeonato Mundial de 1972 en Nicaragua.

Te puede interesar: Síntesis biográfica de Agustín Marquetti

Aunque Marquetti no hubiese anotado de ninguna manera existe una regla en el béisbol para este tipo de casos especiales, la cual permite la victoria del equipo que anotó la carrera decisiva por tratarse de la interferencia del público para celebrar ese resultado. De igual manera creo que aún si no existiera esa ley en aquel momento a ninguno de los árbitros ni directivos de la Comisión Nacional se les hubiese ocurrido invalidar ese jonrón espectacular por las graves consecuencias con la fanaticada.

41 comentarios en “EXCLUSIVA Agustín Marquetti ACLARÓ la mayor mentira de su histórico jonrón”

  1. Que cantidad de ladridos hay aquí, dicen que siempre se maximizan los logros de industriales o los industrialistas, cuando por ejemplo Vargas decide el Mundial con 2B pero al que recuerdan es a Lourdes que empató el juego, dicen que los periodistas que son de la Habana cuando la mayoría son de otras provincias.
    Nadie en la Habana cree que en el resto de el país no hay grandes jugadores, equipos, aficiones o pasiones, simplemente Industriales es el que más ha ganado, es el que más seguidores y detractores tiene, el de el estadio más grande y más complicado porque se repleta pero la afición es casi mitad local y mitad visitante. Al que le duela que llore.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba