Por Juan Páez

Aunque perdió tiempo de juego por un par de lesiones, Díaz participó en la mayor cantidad de encuentros para él (92) desde el 2018 (130, con los Azulejos de Toronto). Así respondió con 74 hits en 305 turnos legales al bate, 13 dobles, 12 jonrones, 38 empujadas, 35 anotadas y una línea ofensiva de .243/.287/.403, junto con un OPS de .691.

A eso hay que sumarle su labor defensiva. Aledmys cubrió seis veces la primera base, fue intermedista en 22 ocasiones, 10 veces defendió la tercera almohadilla, fueron 18 juegos en como campocorto, 28 en el jardín izquierdo y uno en el derecho. ¡Un total privilegio!

Díaz fue especialmente productivo en julio, cuando disputó 21 encuentros, dio siete dobles, seis vuelacercas y remolcó 11 carreras. En ese mes, anotó 15 veces, tomó ocho boletos, conectó 23 hits totales en 74 chances válidos y lo terminó con frecuencias de .311/.378/.649. De hecho, el 29 de julio tuvo el único juego multijonrón de su temporada, al sacar la bola del parque en dos ocasiones en la victoria de los Astros 11×1 sobre los Marineros de Seattle.

Aparte, fue una gran opción para los siderales con gente en posición anotadora, escenario en el que bateó para .288/.333/.452 y registró seis extrabases en 81 apariciones al plato en todo el 2022.

Lo malo llegó a mediados de agosto. El 16 de ese mes, en un duelo contra los Medias Blancas de Chicago, salió del compromiso en el cuarto episodio al sufrir una lesión en una ingle. Tal problema físico lo sacó de acción casi un mes, pues volvió apenas el 13 de septiembre y verdaderamente nunca volvió a ser el mismo.

Desde su regreso, Aledmys solo ligó para .196/.208/.333 en 14 enfrentamientos para culminar la ronda regular y avanzar a la postemporada, donde tampoco pudo rendir a la ofensiva. Aunque el isleño vio acción en ocho juegos con los Astros en la fiesta de octubre, se fue de 22-1, con un doble, ninguna impulsada y seis abanicados (.046/.087/.091). Pese a esa actuación, consiguió su primer anillo de campeón en Grandes Ligas.

Para el 2023, temporada que Díaz jugará con 32 años de edad, está buscando trabajo, pues se convirtió en agente libre mientras celebraba con los siderales el éxito en la Serie Mundial. Veremos qué le depara a Aledmys en el corto plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio