ANIVERSARIO de la boda MÁS CÉLEBRE de Grandes Ligas

Por Jesús Pérez Vichot  (Chuchi)

El 14 de enero del año 1954, el ex jardinero de los Yankees Joe DiMaggio se casaba con la actriz Marilyn Monroe. Este fue uno de los acontecimientos más resaltados de la época, era la unión de dos famosas figuras, él un estelar pelotero y ella una hermosa y glamorosa actriz de Hollywood.

DiMaggio era un héroe del pasatiempo nacional estadounidense, Marilyn era el sex symbol entre las féminas más conocidas de aquella década. Algunos son del criterio que esta relación fue el último gran romance estadounidense.

A pesar de haber sido un matrimonio breve y con muchas grietas desde el comienzo, no pasaba desapercibido ante los diferentes medios, que buscaban a toda costa alguna noticia de la pareja más cotizada del momento. La relación de DiMaggio y Monroe comenzó en 1952, cuando el apuesto jugador de béisbol le pidió a un amigo que concertara una cita para cenar con la modelo rubia. Inmediatamente la prensa se percató de la relación y comenzó a cubrirla exhaustivamente, aunque Monroe y DiMaggio prefirieron mantener un perfil bajo, pasando las tardes en casa o en un rincón trasero del restaurante de DiMaggio.

La boda se llevó a cabo en el Ayuntamiento de San Francisco, donde fueron acosados ​​por reporteros y fanáticos. Todo hace indicar que los planes de la boda se filtraron debido a que Monroe le comentó a alguien en su estudio de cine y la noticia se filtró.

Mientras la pareja disfrutaba su luna de miel en Japón, se le pidió a Monroe que viajara a Corea y actuara para los soldados estadounidenses estacionados allí. Ella no dudó en asistir a pesar de los pedidos de su esposo y cumplió la misión, dejando no muy conforme a DiMaggio en Japón. Cuando regresaron a los Estados Unidos, la tensión siguió aumentando, particularmente en torno a la incomodidad de DiMaggio con la imagen sexy de su esposa.

En septiembre de 1954, hubo una disputa entre ambos cónyuges en el set de la ciudad de Nueva York de The Seven Year Itch del director Billy Wilder. Mientras Monroe filmaba la ahora famosa escena en la que se para sobre una reja del metro con el aire soplando sobre su falda, se reunió una multitud de espectadores y prensa; según los informes, el propio Wilder había organizado la atención de los medios. Mientras su falda volaba una y otra vez, la multitud vitoreaba a carcajadas y DiMaggio, que estaba en el set, se enfureció.

Te puede interesar: RESCATADOS: Prestigioso diseñador salvó del olvido logos de las 1ras Series Nacionales

La controvertida pareja se divorció en octubre de 1954, solo 274 días después de casarse. Luego vendrían otros acontecimientos relacionados con ellos, Monroe acusó a su esposo de “crueldad mental”. Se casó con el dramaturgo Arthur Miller en 1956, pero su matrimonio también terminó en divorcio en enero de 1961, dejando a Monroe en un estado de fragilidad emocional.

En febrero de 1961 ingresó en una clínica psiquiátrica; fue DiMaggio el encargado de sacarla y la llevó al campo de entrenamiento de primavera de los Yankees en Florida para descansar y relajarse. Corrieron rumores sobre su nuevo matrimonio, pero mantuvieron su estatus de «buenos amigos».

Cuando Monroe falleció a los 36 años de edad debido a una sobredosis de drogas el 5 de agosto de 1962, DiMaggio organizó el funeral. Durante las siguientes dos décadas, hasta su propia muerte en 1999, le enviaba rosas varias veces a la semana a su tumba en Los Ángeles.

La famosa relación entre DiMaggio y Monroe no fue la mejor, e incluso aun se desconoce toda la verdad entre ellos. Pero hay algo que no se puede dejar de mencionar…….el Yankee Clipper la amó hasta el último de sus días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba