Aunque el Yuli es el mejor candidato, NINGÚN cubano bateará .300 en el 2018

Solo 13 bateadores cubanos han conseguido promediar .300 en una temporada de Grandes Ligas. Yulieski Gurriel batea .286 a estas alturas del año

Solo 13 bateadores cubanos han conseguido promediar .300 en una temporada de Grandes Ligas. Yulieski Gurriel batea .286 a estas alturas del año
Por Juan Páez / @jmanupz

Batear para .300 o más de promedio en una temporada completa no es tarea sencilla. Son 162 juegos que transcurren en un espacio de seis meses. Las lesiones, los bajones ofensivos y otros obstáculos surgen a lo largo de medio año. En cada campaña de las Grandes Ligas hay unos pocos que superan esa marca, signo aún vigente de que quien lo logra es un toletero consistente y sobresaliente del montón.




Para los cubanos, tener las apariciones necesarias para calificar al título de bateo (502) y exhibir un average igual o superior a .300 no ha sido algo común. Hasta la zafra anterior, solo 13 peloteros lo habían hecho. Aquí, la lista de todo el grupo:

Rk Nombre Veces
1 Minnie Miñoso 8
2 Rafael Palmeiro 6
3 Tony Oliva 6
4 Yunel Escobar 2
5 José Abreu 2
6 José Canseco 2
7 José Cardenal 2
8 Tony Pérez 2
9 Tony González 2
10 Kendrys Morales 1
11 Tito Fuentes 1
12 Cookie Rojas 1
13 Armando Marsans 1




En el 2017, por ejemplo, José Abreu finalizó la ronda regular con .304 y se convirtió en apenas el noveno antillano en lograr dos ediciones con .300 o más, como se puede observar en la lista anterior. Yulieski Gurriel quedó a solo un punto (.300) de unirse a “Pito” y de lograr que por sexta ocasión haya una pareja de isleños con promedio de .300 o superior en un mismo torneo.

Los últimos que lograron o coquetearon con la cifra.

De las 36 veces que se ha conquistado la barrera de los .300 entre nacidos en Cuba, solo en nueve oportunidades fue con .320 o más y únicamente hubo tres coronas de bateo, todas de Tony Oliva. Van apenas cinco figuras nuestras desde el 2000 con ese porcentaje.




La pregunta es quién podrá ser la próxima y si habrá alguien que alcance el hito en 2018.

El batear .300 es tan complejo que campaña tras campaña son muy pocos los que lo consiguen, de hecho de los 184 (hasta la fecha, agosto 4, 2018) que han empuñado un madero por Cuba en las Grandes Ligas, solo esos 13 rebasaron la esquiva cifra, mientras que en la temporada actual nadie (solo Lourdes Gurriel Jr., con .322 pero sin las veces al bate reglamentarias) promedia .300.

Los que más cerca están son el propio Yulieski (.286), Yasiel Puig (.272), José Iglesias (.269) y Pito (.265), casi que dando por sentado que este año, nos quedamos sin bateadores de .300 en la MLB.




Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*