Por William Roque

Las selecciones de Australia y Túnez dieron inicio a la segunda jornada del grupo D en el Estadio Al Janoub. Ambos equipos llegaron a este encuentro necesitados de una victoria que los mantuviera con opciones de alcanzar los octavos de final.

«Las Águilas de Cartago» salieron fuertes en el inicio del encuentro, pero no generaron ocasiones claras de gol. Un  balón perdido en el medio del campo tunecino, se lo llevó Goodwin y le puso un pase en largo a Mitchell Duke para que este hiciera el resto. El ’15’ de los canguros sorprendió con un disparo casi imposible. De espaldas a la portería, saltó y, de cabeza, logró darle el efecto necesario para batir al arquero Dahmen.

En la segunda mitad del partido Túnez dio un paso adelante en busca del empate y casi lo consigue al minuto 59, con un gran disparo de Msakni, que obligó a Ryan a meter la manopla. El portero australiano estuvo monumental y atajó todo lo que le tiraron, para conservar la ventaja mínima y llevarse la victoria.

Con esta victoria Australia se coloca como segunda del grupo y depende de si mismos para clasificar a los octavos de final, en la última jornada vivirán una final frente a la «Dinamita Roja» danesa. Por su parte Túnez está al borde del abismo y parece imposible su clasificación, para ello tienen que derrotar a la actual campeona del mundo, Francia y esperar una combinación de resultados para poder avanzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio