Por Swing Completo / contacts@swingcompleto.com

Mucho se ha comentado sobre este suceso, pero hoy les contaré realmente como sucedió todo, tal y como fue, según me lo ha confesado el 14, el gran Luis Giraldo Casanova.

Te puede interesar: OTRO ESCÁNDALO: Mijaín López FUE Atleta del Año en Cuba PERO NO de Pinar del Río

Eran los años de la década del 80 del pasado siglo. Se efectuaba en el Guillermón Moncada una crucial serie entre Pinar del Río y Santiago de Cuba, equipos que marchaban empatados en la Tabla de posiciones, cuando restaban apenas seis juegos para la conclusión del campeonato.

Braudilio Vinent, en ese momento, era entrenador de picheo de Santiago y muy amigo del mítico 14. Entonces, se apareció al dormitorio de los pinareños en el Guillermón y se lleva a Casanova y a Rogelio García, a quien le tocaba lanzar contra José Luis Alemán, en su año estelar. Junto a ellos van, para cuidar a Rogelio, Julio Romero y Jesús Guerra, ya entrenadores de los pativerdes.

Vinent los lleva a la mismísima fábrica de Cervezas en Santiago d Cuba y allí comienza la odisea, a las 12 del mediodía. Botellas van y vienen, acompañados de suculentos bistec de cerdos. Ya a las 4 de la tarde, «El Ciclón de Ovas» cayó noqueado. Parten a la casa de «El Meteoro de La Maya», donde continúa la trama de Braudilio.

Te puede interesar: IRONÍAS: Mijaín CAMBIÓ EL DISCURSO y autoridades le ABRIERON los brazos

A las 7:30 pm, regresaron al Guillermón. Rogelio para la cama y por él a lanzar Faustino Corrales. Casanova se da un baño y Jorge Fuentes lo miró con duda. «¡Ponme, que yo estoy entero!», le dijo el 14 al gran director. Dio unas carreras y liberó líquidos.

Por el banco de los orientales, Vinent también llegó a dormir al estadio, estaba «en coma».

Primer inning: Se escuchó la contraseña de Omar Linares y Casanova. «¡Panchita está en San Juan!». Panchita es su mamá y significa que el tercera base está bien lejos. Toca la bola «El Niño» y ni tiran. Habían dos outs y viene el monstruo.

Casanova dio un batazo enorme, uno de los jonrones más grandes en la historia del Guillermón. La bola se fue por encima del techo y cruzó el parqueo. Pinar arriba 2×0.

Te puede interesar: ÚLTIMA HORA: Destacado pelotero pinareño CAUSÓ BAJA de la Serie 61

Vinent se despertó de su resaca en el quinto episodio. Miró para la pizarra y observa PRI 2-0 SCU. Pinar solo con dos hits. «¿Y esto cómo es? ¿Qué pasó aquí?», pregunto «El Meteoro». Y un compañero del equipo le respondió: «Na´, es que uno fue del 14, directo al parqueo, por eso Pinar gana 2×0.»

Entonces, Vinent, entre risas y enojo, dijo: «¡Ni a un doble lo invito más! Se tomó todo el ron y se comió toda la carne y mira tú el clase de palo que dio». 

Una colaboración de Jacinto Carcedo Pérez

11 comentarios en “Vinent y Casanova: La anécdota que NUNCA ANTES se contó… como era”

  1. Jajajajaja no es la.primera vez que leo algo así del Señor pelotero. QUE GRANDE CASANOVA, soy industrialista de siempre pero los grandes son grandes y al final cubanos como todos.

  2. El capirro siempre fue un látigo, no importa que estuviera en el boxs.
    Son innumerables las veces que, después de una buena jornada de copas, dijo, !Hoy se van 2!!!!. Y ya saben….

Responder a Carglez71 Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba