Por Yasel Porto

A veces el hablar sin saber, y más que eso, criticar de manera desmedida determinadas acciones en este caso de peloteros puede ser algo no solo injusto, sino un tanto cruel de parte de quien lo haga. Lo único que lo justifica es el desconocimiento de la causa, pero por eso siempre insisto que las mejores conclusiones que se hacen en la vida, aunque sea con respeto, son se hacen alejadas de la superficialidad.

Después de muchos años brillando en el béisbol cubano el estelar exjardinero santiaguero Reutilio Hurtado comenzó a hacer un gesto muy particular cada vez que conectaba un cuadrangular. Para ser más exactos, aquello se originó en aquella temporada de 2007 cuando la nueva versión de la aplanadora santiaguera se adueñaba otra vez de la supremacía nacional.

Te puede interesar: Tragedia entre peloteros cubanos terminó con carrera de “Big leaguer” por un balazo

El natural del central Los Reinaldos abría los brazos como si fuera un avión o avioneta mientras daba la vuelta al cuadro, y aquello incomodaba un tanto a sus rivales. Jugadores o fanáticos, muchos veían con malos ojos aquello porque además de ser afectados en lo deportivo, tal acción les caía como una burla del número 52 de las Avispas.

Mas había una razón tan contundente como dolorosa, la cual me expresó el propio Reutilio en un diálogo que sostuvimos recientemente, y que también se puede apreciar en el video que compartimos en el artículo.

“Me alegra mucho que la gente me reconozca en la calle por aquello, pero en aquel momento hubo quienes se pusieron bravos por lo que yo hacía cuando daba jonrón. Incluso en el mismo juego algunos peloteros contrarios se molestaban por eso y ya después que sabían la causa cambiaban de opinión”, me comentaba Hurtado. “Los niños me llamaban por la avioneta cuando me veían por ahí y eso me ponía y todavía me pone muy contento”.

Fue en el playoff semifinal de 2007 entre Santiago y Villa Clara cuando comenzó esta historia vinculada directamente con la progenitora de quien considero el jardinero central más completo  que tuvo el béisbol cubano durante varios años.

“La última vez que vi a mi madre ella no estaba bien y me pidió que el primer jonrón que diera se lo dedicara a ella. Al otro día amanecí con la noticia de su muerte. Fue algo bien difícil para mí y me llevó a estar fuera por varias semanas hasta que cuando me incorporé en la semifinal contra Villa Clara conecté jonrón la primera vez al bate. Y entonces dando la vuelta al cuadro me salió el abrir los brazos pensando en ella. Era como si estuviera volando en el cielo con ella”.

Reutilio comentó la trascendencia de su madre dentro de su vida, toda vez que ella fue quien tuvo que asumir mucho peso en la crianza y desarrollo de él y de sus otros dos hermanos. “Era la que tenía que cocinar para todos. A veces nos íbamos para el río con ella, Yosvani y Diovelys, para ayudarla a lavar y nos pasábamos el día con ella. Mi padre estaba todo el tiempo en el campo trabajando. Ella me daba muchos consejos, me decía que si quería jugar pelota tenía que entregarme todos los días, ser estudioso, disciplinado”.

Te puede interesar: El adiós de una estrella «invisible» 

El destacado pelotero insistió en la importancia de su progenitora en sus triunfos, y el haber cumplido con su petición. “Creo que cumplí con ella, entregándome todo lo que pude en 21 años de Series Nacionales, me hice licenciado en Cultura Física y siempre estuvo al lado de ella”, concluyó.

A pesar de Reutilio Hurtado nunca fue llevado al equipo nacional increíblemente, los números que dejó en el béisbol cubano y su impacto y talento natural más allá de las estadísticas en sí, lo sitúan entre los grandes exponentes del jardín central que ha habido en Series Nacionales. Incluso hay quienes señalan con toda razón que en una hipotético de top ten histórico muy pocos podrían superarlo.

Después de su retiro estuvo un año como manager de las Avispas, y sin mucha explicación fue sustituido por Orestes Kindelán. Actualmente se desempeña como líder de la Comisión Provincial de Atención de Atletas en Santiago de Cuba y continúa honrando a su madre con una actitud respetuosa y muy profesional no solo dentro del béisbol, sino también ante la vida.

2 comentarios en “Doloroso pero admirable: CONFESÓ Reutilio Hurtado sobre la avioneta que muchos criticaron”

  1. Mirna Calderón Dominguez m

    Muchas felicidades para hurtado bueno entre los buenos santiaguero como yo mucho orgullosa de cubana y santiaguera fanática a mi equipo en las buenas y en las malas

  2. Un excelente atleta, como pocos,… disciplina y entrega fue su lema, Ojalá se mantenga siempre brindando sus enseñanzas. La gran avioneta del béisbol en Cuba

Responder a Mirna Calderón Dominguez m Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba