SORPRESA: El cubano que MEJORÓ más y el que EMPEORÓ más en MLB 2019

Por Juan Páez

La ronda regular terminó y es la hora de hacer balances o preguntas como: ¿Quién tuvo la mejor temporada? ¿Quién debe ganar equis premio? ¿A quién le fue mejor? En fin, traer a colación todas esas interrogantes ya es una habitual tarea al finalizar cada torneo de la MLB 2019.

Esta vez en Swing Completo trataremos de responder una pregunta ideal para este momento: ¿Quién mejoró y quién empeoró más en relación a la campaña anterior?

¿Quién MEJORÓ más?

Esta interrogante parece tener dos opciones claras, tan firmes que parece injusto tomar una y hacer a un lado la otra: Jorge Soler y Yoan Moncada.

La elección natural parece ser Soler. Luego de disputar apenas 182 juegos entre 2016 y 2018, esta vez participó en TODOS los compromisos de los Reales de Kansas City. Aparte de jugar cada encuentro (162) de su conjunto, algo que solo hicieron otros cuatro peloteros, terminó como líder en jonrones de la Liga Americana (48, tenía 38 en cinco zafras antes de esta), impulsó 117 carreras (promedió 26 por torneo previo a 2019) y mejoró su OPS por más de 100 puntos (.820 en 2018 Vs. .922 en 2019).

Su explosión ofensiva y mantenerse saludable (sobre todo) podría cerrar el caso. Pero es ahí cuando aparece Moncada, la elección de Swing Completo.

El jovencito de los Medias Blancas de Chicago, a diferencia de Soler, jugó 149 veces en 2018 y su accionar, si bien tuvo algunos aspectos buenos, fue más desastroso que brillante.

Aquel año terminó líder en ponches (217, 33.4 % de sus apariciones) y, aunque conectó 64 extrabases, su average quedó en .235 y su OPS fue un olvidable .714.

En este torneo fue todo lo contrario. Pese a disputar una menor cifra de choques, tuvo más dobles (32 Vs. 34), vuelacercas (17 Vs. 25), impulsadas (61 Vs. 79) y anotadas (73 Vs. 83), ni hablar de sus promedios, con un OPS que fue superior por 201 puntos: .235/.315/.400/.714 contra .315/.367/.548/.915.

Moncada coronó su campaña 2019 con la explosión esperada de los patiblancos, que ahora tienen al antillano como una de sus joyas para el futuro.

¿Quién EMPEORÓ más?

En esta cara de la moneda, hay dos alternativas, dos hombres que en su mejor época fueron formidables sluggers: Yonder Alonso y Kendrys Morales.

Alonso tuvo una terrible primera parte de la temporada con los Medias Blancas, nunca bateó en 67 juegos y ligó para .178 de porcentaje con el madero. No supera a Morales solo porque mostró números aceptables cuando pasó a los Rockies de Colorado. Allí sus promedios mejoraron considerablemente.

En el caso de Morales, el que tuvo mayor declive, terminó sin trabajo. Su zafra inició de mala manera perdiendo la titularidad con los Atléticos de Oakland gracias al bajo rendimiento. Con ellos solo remolcó siete carreras y dio tres extrabases en 34 encuentros.

Al pasar a los Yankees, le fue todavía peor. En 19 careos, ligó para .177 con un OPS de .562. Estos lo despidieron sin darle mucha oportunidad y lo dejaron al borde de un retiro forzado. A sus 36 años de edad, su carrera pudiese terminar con la peor campaña de su trayectoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio