Por Jerry Díaz/ @Jerryto94

Los Gigantes del Cibao se afianzaron en la cima del Round Robin en LIDOM este sábado 8 de enero tras vencer en un cerrado juego de béisbol tres carreras por dos a las Águilas Cibaeñas, últimos en la clasificación y actuales campeones.

En el decursar del emocionante encuentro definido en la novena entrada por homerun de Juan Francisco tuvimos protagonismo cubano. Henry Urrutia (Gigantes) conectó un doble y Yunesky Maya fue el abridor por los perdedores.

El pinareño Maya estuvo en el box durante cinco entradas en las que ponchó a un rival, regaló par de bases por bolas y permitió una carrera. La anotación llegó en el segundo inning por homerun de Marcell Ozuna. El dominicano le “perreó” el batazo con su acostumbrado gesto de selfie, algo que no gustó mucho al cubano.

En el cuarto acto, ya de noche, el enfrentamiento entre ambos se reeditó. Esta vez Maya dominó a Ozuna con elevado al primera base en zona foul tras un solo envío. El cubano le devolvió el perreo e hizo el gesto del selfie, luego se dio unos golpes en el pecho. Ozuna fue para el banco mirando al lanzador mientras le recordaba el marcador, que en ese momento se mantenía una carrera por cero.

Esta fue la tercera apertura de Maya en el Round Robin, todas contra los Gigantes, equipo que va enfilado rumbo a la final de LIDOM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba