Por Robiel Vega/@robielcuba87

Una jornada brillante para el béisbol fue la vivida este viernes, 14 de enero, con varios enfrentamientos rompe corazones, además de la definición del campeón panameño y representante de ese país a la Serie del Caribe. 

Los Charros dieron primero ante los Tomateros de Culiacán en la Gran Final de la Liga ARCO Mexicana del Pacífico en un partido que se fue hasta las 12 entradas y que fue definido por fly de sacrificio de Japhet Amador, con hombres en primera y tercera y sin outs en la pizarra. 

Fabuloso desempeño del cuerpo de lanzadores de ambos conjuntos, sobre todo el de los Charros, que dejó a los actuales bicampeones en apenas nueve imparables y una solitaria carrera, en la alta de la séptima entrada para igualar la pizarra. 

Los Charros aprovecharon muy bien su localía y se llevaron el gato al agua. De los cubanos brilló el agramontino Dariel Álvarez, quien a pesar del dominio de los lanzadores, se las agenció para conectar par de indiscutibles en cinco turnos. El cubano se tomó un ponche y también se quedó con los deseos de batear una vez más, pues esperaba turno cuando Amador dejó al campo a los Tomateros. 

Por otro lado, «El Niño» Félix Pérez no sé hizo justicia y falló en cinco oportunidades. En general, durante toda la postemporada, el pinero deja línea ofensiva de (.218/.283/.291/.574) (AVE/OBP/SLG/OPS), mientras que Dariel aumentó sus números hasta (.300/.306/.383/.689). 

Panamá ya tiene campeón y representante a la venidera Serie del Caribe. Tal y cómo se vaticinaba, los favoritos Astronautas de Los Santos, líderes absolutos de la temporada regular, barrieron a los Federales de Chiriquí en tres partidos, aunque hay que decir que los dirigidos por Alfonso Urquiola vendieron cara su derrota. 

Entre signos de admiración la actuación de Lisbán Correa, que después de una pobre actuación en la etapa regular, dejó una excelente imagen en esta final, que tuvo colofón el turno al bate decisivo, en el cual supo discriminar muy bien los lanzamientos para apuntarse boleto con la casa llena y dejar tendidos en la grama a unos Federales que fueron remontados por tercera ocasión consecutiva. 

El capitalino ya enseñó sus garras desde el mismo primer episodio, cuando con ventaja mínima de 2×1 conectó una tremenda línea al central, pero fue víctima de un gran engarce del patrullero. Ya en la alta de la cuarta, abrió tanda con otra línea al centro, pero en esta ocasión tuvo mejor fortuna y el jardinero no pudo atraparla y en un intento de fildeo en diving, la bola se le fue hacia atrás y permitió que la conexión se convirtiera en su segundo doblete de la final.

En la sexta, ya con desventaja de 5×2 y hombre en tercera, se mostró paciente en el home y no se fue con varios envíos en la zona baja exterior del home plate y se apuntó su tercer boleto en dos días. Dos entradas más tarde disparaba su segundo imparable de la noche, aunque los Astronautas no lograban concretar carreras y seguían perdiendo 5×3, hasta que llegó el noveno y definitivo capítulo. 

Tal y como ocurriera en la etapa regular, le tocó a Lisbán ser el hombre con la oportunidad de decidir ante Federales, después de una reacción tremenda de los Astronautas, con el juego ya igualado a cinco anotaciones, el cubano se armó de paciencia y no cayó la desesperación de irse con bolas malas y en cinco lanzamientos, cuatro de ellos fuera de la zona de strikes, definió el campeonato y le dio el pase a los Astronautas a la Serie del Caribe. 

Finalmente Correa terminó bateando para 500 en la gran final, de 10-5, conectó par de dobles como extrabases (SLG de 700) y recibió cuatro boletos, por lo que su OBP fue de un fabuloso 643 y su OPS llegó hasta los 1.343, si adicionamos que remolcó la carrera decisiva del torneo, creo que apunta fuerte para el MVP de la gran final. 

Aquí puede ver la transmisión del partido de manera íntegra

En Venezuela no hubo presencia cubana, pero se efectuaron dos encuentros. Los Leones de Caracas derrotaron 3×1 a los Tigres de Aragua en duelo de coleros, mientras que los Navegantes aseguraron, el peor de los casos, disputar una jornada extra el lunes, por un cupo a la final 2021-2022. al derrotar a los Caribes por lechada de 6×0. 

A falta de dos jornadas, los Caribes comandan la tabla con 9 y 5, a sólo medio juego de los Navegantes (9-6), muy cerca están los Cardenales de Lara, con 8 y 6, mientras que Leones y Tigres cierran el Round Robin con 9 y diez derrotas respectivamente, ambos elencos suman cinco éxitos per cápita. 

Recuerde que éste y todos los resúmenes que envuelvan jugadores cubanos los encuentra dando clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba