De Series Nacionales a MLB: Ariel Prieto y su extraña salida de Cuba

December 5, 2018

Por Juan Páez / @jmanupz

Ariel Prieto sabía que su futuro en el béisbol, en un mayor plano y un mejor horizonte, no estaba en Cuba, sino en los Estados Unidos. Para salir de la isla estaba dispuesto a hacer lo que fuera, hasta a lanzar mal a propósito para que se le otorgara la visa y poder salir de manera legal con rumbo a cumplir sus sueños de llegar a las Grandes Ligas.




El lanzador derecho participó en 10 Series Nacionales, en las que ganó 67 juegos y perdió 66. Prieto fue bateado a placer (.271 de average) y dejó efectividad de 4.47 en 1043.1 innings, con 860 ponches y 525 bases por bolas, números bastante distantes o disparejos en comparación a la calidad que proyectaba como serpentinero, en especial por ser uno de los pitchers más rápidos en la historia de la pelota cubana.

Prieto, durante 1994, decidió dejar su brillo a un lado. Lanzó malos pitcheos y los cuadrangulares salían por doquier. Su promedio de carreras limpias permitidas estuvo por arriba de 6.00 e incluso fingió dolores en el hombro derecho y en el brazo del mismo lado. Esa es la historia que narra el diario Los Ángeles Times, que cuenta en una nota que Prieto se cayó de una bicicleta y dijo estar lesionado cuando no lo estaba. Tres meses después, junto con su esposa, aplicó a la visa y su solicitud fue aprobada.

“Yo quería ser libre. Ahí (en Cuba) nadie es libre”, decía el escopetero al mencionado rotativo. “Tenía libertades que muchas personas ni siquiera soñaban, porque era un jugador de béisbol, pero ni así era libre”.




El comienzo

Prieto entró al draft de la MLB en 1995 y fue tomado por los Atléticos de Oakland. Un mes después hizo su estreno en las Grandes Ligas, como relevista en el encuentro que tuvo su equipo ante los entonces llamados Angelinos de California. Tiró 2.0 episodios en blanco sin hits, con un ponche y un golpeado.

Estuvo cinco años con el club del Oeste de la Liga Americana entre 1995 y el 2000, lapso en el que perdió el año 1999 por lesiones. Su mejor temporada ocurrió en 1996, cuando dejó récord de 6-7 y 4.15 de efectividad en 21 inicios. Registró 125.2 entradas de 75 ponches y 54 bases por bolas.

En 2001, cuando tenía 31 años, pasó a formar parte de los entonces Tampa Bay Devil Rays y, en apenas tres presentaciones, acumuló 3.2 capítulos de seis incogibles y una rayita merecida. Fue lo último de su andar en la Gran Carpa.




Después de su paso por el big show, se sumergió en la pelota mexicana a mediados de los 2000 con los Venados de Mazatlán e incluso fue a la Serie del Caribe. En ligas menores jugó hasta 2005, pero no pudo regresar al mejor béisbol del mundo.

Estadísticas de Ariel Prieto de por vida en las Grandes Ligas:

AñoEdadEquipoGPERAJJISVIPHBBSOWHIP
199525OAK264.97149058.05732371.534
199626OAK674.1521210125.213054751.464
199727OAK685.0422220125.015570901.800
199828OAK0111.882208.117582.640
200030OAK125.1286031.24213191.737
200131TBD002.453003.26222.182
Total:  15244.8570600352.14071762311.655




1 comentario en “De Series Nacionales a MLB: Ariel Prieto y su extraña salida de Cuba”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba