De Series Nacionales a MLB: José Contreras y su probada de gloria

November 26, 2018
José Ariel Contreras se sinceró en el Show de Swing Completo sobre el hecho que definitivamente precipitó su salida de Cuba.

Por Juan Páez / @jmanupz

Desde un principio, la Serie Nacional pareció quedarle pequeña a José Contreras, aquel derecho que resaltaba entre el resto con los Vegueros de Pinar del Río. Torneo tras torneo de los 10 que disputó en Cuba fueron una muestra de que el lanzador nacido en Las Martinas estaba listo para un reto mayor, uno que incluía la difícil tarea de salir de la isla a como diera lugar.




En la pelota cubana inició 203 juegos, ganó 117 y perdió apenas 50. A lo largo de 1473.0 episodios de labor, permitió 1327 imparables y 461 carreras limpias, lo que arroja una efectividad superlativa de 2.82. También, ponchó a 1346 bateadores y le ligaron para .243 de average, con únicamente 74 estacazos de vuelta completa recibidos.

Contreras vio su oportunidad en octubre de 2002, cuando una selección nacional disputaba la Serie de las Américas, en Saltillo, México.

En ese evento desertó y posteriormente firmó con los Yankees de Nueva York por cuatro campañas y 32 millones de dólares, entonces el contrato más grande para un lanzador desertor cubano.




La llegada

El diestro no tardó mucho en estrenarse en las Grandes Ligas. El 31 de marzo de 2003 debutó con un relevo frente a los Azulejos de Toronto. Casi dos meses después, el 30 de mayo, tuvo su primera apertura: un brillante trabajo de 7.0 entradas en blanco de apenas dos incogibles, con un boleto y seis ponches frente a los Tigres de Detroit. Ese día los neoyorquinos ganaron 6-0 y el isleño, quinto nacido en Cuba en abrir un encuentro por el equipo de la Gran Manzana, se anotó su segundo triunfo en las Mayores.

Después de esa salida, Contreras no se despegó de la rotación y terminó el año con un sólido récord de 7-2 y 3.30 de efectividad, perfecto para comenzar la siguiente zafra como uno de los iniciadores a disposición del mánager Joe Torre pese a que en la postemporada de 2003 fue bateado consistentemente.

2004 no comenzó de la mejor manera: luego de que los Yankees le permitieran ser uno de sus abridores desde el comienzo de la temporada, el escopetero de entonces 32 primaveras no mostró su mejor versión e incluso fue enviado durante casi un mes a las ligas menores.




La etapa brillante

El 31 de julio de ese año los de El Bronx obtuvieron al mexicano Esteban Loaiza a cambio de Contreras, quien fue a los Medias Blancas de Chicago, donde comenzó la etapa más dulce de su carrera a pesar de que no pudo encontrarse a sí mismo en toda esa campaña de 2004, que terminó con 13-9 y 5.50 de efectividad.

En su histórico e inolvidable 2005, atornillado a la rotación de los patiblancos, inició con cinco presentaciones sin decisión y un buen promedio de rayitas limpias permitidas de 3.04, pero luego su desempeño se derrumbó hasta la pausa del Juego de Estrellas. En la segunda mitad de la temporada, Contreras fue otro lanzador gracias en parte a los consejos que le dio su compatriota Orlando “Duque” Hernández.

Ese año, y después del encuentro entre luminarias, José Ariel se convirtió en el iniciador más confiable del dirigente Oswaldo “Ozzie” Guillén: ganó sus últimas ocho aperturas y fue el as de su mánager para la postemporada, pues abrió el juego 1 de cada serie.




El cubano se lució. En la Serie Divisional, frente a los entonces campeones Medias Rojas de Boston, tiró 7.2 innings de ocho hits y seis anotaciones limpias. En la Serie de Campeonato, hizo dos apariciones en las que acumuló 17.1 tramos de 12 inatrapables y seis rayitas. Por último, en la Serie Mundial, dominó a los Astros de Houston con 7.0 capítulos de seis indiscutibles y tres carreras.

Ese año, en el que salió campeón con los Medias Blancas, se convirtió en el segundo abridor en la historia de su conjunto con cuatro aperturas consecutivas de 7.0 episodios en playoffs, junto con Mark Buehrle, quien lo consiguió durante de esa misma temporada.

Lo que vino

Después de ese enamoramiento con el éxito, Contreras arrancó 2006 firmando una extensión de contrato por tres campañas más y lo supo agradecer. En julio tenía récord de 9-0 con 3.31 de efectividad y 71 ponches. Gracias a su rendimiento se ganó su única invitación al Juego de Estrellas, aunque no vio acción ese día. Contando desde la zafra 2005, ganó 17 veces al hilo, rompiendo el récord que ostentaban en los patiblancos LaMarr Hoyt (1983-1984) y Wilson Álvarez (1993-1994).




Desde allí, casi todo fue inconsistencia y problemas físicos para el de Las Martinas. En 2009 pasó a los Rockies de Colorado en una transacción por un jugador de ligas menores y los rocosos lo probaron como relevista, rol en el que mostró éxito.

El ya experimentado pitcher firmó contrato con los Filis de Filadelfia para la siguiente campaña y dejó récord de 6-4 con 3.34 de efectividad en 67 trabajos, todos viniendo desde el bullpen. Desde allí, hasta su retiro, en 2013, nunca más volvió a abrir un juego en Grandes Ligas.

Su destacada trayectoria de 11 años en la Gran Carpa terminó el 27 de mayo de 2013, luego de ser fácilmente sonado en siete relevos con los Piratas de Pittsburgh cuando ya tenía 41 años de edad.




Estadísticas de José Contreras de por vida en las Grandes Ligas:

AñoEdadEquipoGPERAJJISIPHBBSOWHIP
200331NYY723.30189071.05230721.155
200432TOT1395.5031310170.1166841501.468
200432NYY855.641818095.29342821.411
200432CHW545.301313074.27342681.540
200533CHW1573.6132320204.2177751541.231
200634CHW1394.2730300196.0194551341.270
200735CHW10175.5732300189.0232621131.556
200836CHW764.5420200121.013035701.364
200937TOT6134.9228230131.2141531061.473
200937CHW5135.4221210114.212145891.448
200937COL101.5972017.0208171.647
201038PHI643.34670456.25316571.218
201139PHI003.86170514.0118131.357
201240PHI105.27170013.2133151.171
201341PIT009.007005.07652.600
Total:  78674.5729917591173.011764278891.367




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba