De Series Nacionales a MLB: Rey Ordóñez, récords y Guantes de Oro

December 3, 2018

Por Juan Páez / @jmanupz

Desde el principio, había una cualidad de Rey Ordóñez que resaltaba entre el resto: su habilidad con el guante para defender, con la mejor calificación, las paradas cortas. Esa fue su mejor y más talentosa arma para escalar desde la Serie Nacional hasta las Grandes Ligas, donde brilló con los Mets de Nueva York pese a retirarse a una temprana edad a causa de los problemas físicos.




El nacido en La Habana desertó de la isla durante una competición deportiva en Nueva York, en 1993, justo cuando era una de las promisorias figuras jóvenes del béisbol cubano. Pero no todo llegó tan rápido para el torpedero, debido a que antes de firmar para la Gran Carpa, jugó en la liga independiente Northern League, con el equipo St. Paul Saints, en parte de la temporada de ese mismo año.

Al finalizar la campaña, el 29 de octubre, estampó su rúbrica con los neoyorquinos. En 1994, cuando tenía 23 primaveras, Ordóñez se paseó por las sucursales de su organización. Su estreno en las Mayores no fue sino hasta 1996, cuando se erigió como el parador en corto de todos los días del conjunto de la Gran Manzana.

El derecho participó en 151 compromisos, dio 129 imparables, incluidos 12 dobletes, cuatro triples y un estacazo de vuelta completa. Empujó 30 carreras y 51 anotadas, además de un promedio de .257 con el madero, números que le hicieron quedar quinto en la votación del premio al Novato del Año de la Liga Nacional.




Comenzó la gala

Fue en 1997 cuando Reynaldo empezó a hacer gran exhibición de sus dotes como defensor. Aunque en esa temporada paradójicamente tuvo una de sus peores demostraciones con el madero, solo 120 encuentros disputados le bastaron para conseguir su primer Guante de Oro, a la par de ligar para únicamente .216 de average y conectar nueve extrabases en 356 turnos legales.

En 1998 tuvo una zafra notablemente superior con la ofensiva y repitió como el mejor shortstop de la liga. Al año siguiente, volvió a ganar el Rawlings dorado mientras iba mejorando en el box. Fue su última coronación como el campocorto con mejor defensa.

Entre las campañas 1999 y 2000 impuso un récord para torpederos de 101 juegos en fila sin cometer siquiera un error. De hecho, antes de iniciar la histórica seguidilla, Ordóñez tuvo apenas cuatro pifias, para registrar un porcentaje de fildeo de .994.




El infortunio

El regreso de la gloria, al menos defensiva, para el cubano llegó en mayo del 2000. El 29 de ese mes se fracturó el brazo izquierdo en un encuentro ante los Dodgers de Los Ángeles, una lesión que evitó que participara en la famosa Serie del Subway del 2000, el Clásico Otoño que disputaron los dos equipos de Nueva York.

Reynaldo pareció nunca recuperarse de ese percance físico. En 2002, pasó a los Devil Rays de Tampa Bay y disputó apenas 34 enfrentamientos con grandes números a la ofensiva. Al quedar como agente libre después de esa temporada, cuadró con los Padres de San Diego, con quienes no jugó en Grandes Ligas, y posteriormente acordó con los Cachorros de Chicago.

Con los oseznos, participó en 23 duelos con pobres estadísticas en la caja de bateadores antes de probar suerte nuevamente en la agencia libre. El parador en corto no volvió a las Grandes Ligas pese a que en 2006 firmó un pacto de ligas menores con los Marineros de Seattle.




Estadísticas de Rey Ordóñez de por vida en las Grandes Ligas:

AñoEquipoJABRH2B3BHRRBIBBSOAVGOBPSLGOPS
1996NYM151502511291241302253.257.289.303.592
1997NYM1203563577531331836.216.255.256.510
1998NYM153505461242021422360.246.278.299.577
1999NYM154520491342421604959.258.319.317.636
2000NYM45133102550091716.188.278.226.504
2001NYM149461311142443443443.247.299.336.635
2002NYM144460531172521422446.254.292.324.616
2003TBD341171437110322212.316.328.487.815
2004CHC23612103015214.164.190.262.453
Total: 97331152917671291712287191339.246.289.310.600




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba