Denunció pelotero cubano de Grandes Ligas discriminación de la Federación Cubana de Béisbol

Por Yasel Porto

La próxima edición del Clásico Mundial de Béisbol se acerca cada vez más y la situación alrededor de la selección cubana sigue siendo un enigma. Sobre todo en lo que respecta a los que jugadores que pudieran ser parte de la nómina.

Una de las pocas realidades es que una serie de figuras que hoy juegan en Grandes Ligas están excluidas de antemano del conjunto, en especial los que abandonaron un equipo con el objetivo de emigrar o de firmar un contrato profesional en la pelota norteamericana.

Uno de los que está en ese grupo es el jardinero de los Washington Nationals Yadiel Hernández, quien rompió con la pelota cubana de forma abrupta cuando el tope contra Estados Unidos en el año 2015.

En intercambio que sostuve en el estadio de Washington con el exintegrante de los Cocodrilos de Matanzas, ‘este mostró su insatisfacción con el hecho de que Cuba no le permite jugar con la selección de su país en el evento más trascendental del béisbol internacional.

«Es injusto y discriminatorio por completo que la Federación Cubana y quien sea, le impida jugar a una serie de peloteros en el Clásico, solo porque un día tomamos la decisión de emigrar», comenzó diciendo Yadiel.

«A ellos puede no haberle gustado la forma en que lo hicimos muchos de nosotros, ¿y dónde quedan todos los errores y las cosas mal hechas de ellos? ¿Por qué unos sí y otros no cuando al final todos tomamos la misma decisión? Simplemente es absurdo y va en contra además de lo que piensa y quiere la mayoría de los fanáticos», señaló.

Pero sin dudas que de ser todo normal con el tema de Cuba y el Clásico Mundial sería un jugador interesante a tener en cuenta, tanto por su condición de bateador zurdo y jardinero, además de su estilo de juego y el aval de pertenecer de forma activa a la liga más importante de todo el planeta.

Como Yadiel hay otros jugadores que por las actuales leyes de las autoridades cubanas tienen vetada su presencia en el certamen de marzo próximo con el representativo cubano. No importa el tiempo que ha pasado o si lo hicieron al término del evento, la postura de Cuba con los que abandonaron una delegación sigue siendo intransigente.

Y precisamente eso es uno de los motivos, que además de politizar por completo el tema del equipo de la Isla para el Clásico de 2023, ha provocado que un gran número de peloteros emigrados y habilitados en teoría para esta lid, no vayan a participar en la misma en solidaridad con el protagonista de este artículo y otros como los hermanos Gurriel, Aroldis Chapman o José Iglesias.

Figuras como Leonys Martín, Cionel Pérez o Raisel Iglesias han dejado claro que ese es uno de los motivos de mayor peso por el que no jugarían bajo esas prerrogativas excluyentes para muchos de sus compañeros y hasta amigos en algunos casos.

La perspectiva es bastante gris en cuanto al potencial para la selección cubana de cara al trascendental certamen, y hasta hoy por desgracia no parece que vaya a haber un cambio de mentalidad en lo referente a este grupo de jugadores.

Lo peor es que mientras el mayor porciento de la fanaticada quiere fuera la política en pos de un mejor resultado deportivo en el WBS 2023, unos pocos siguen sin querer pasar la página y mezclando todo.

Pero resulta intereresante entonces que son estos últimos y sus cómplices los que se ponen bravos cuando los critican y acusan de mil cosas a quienes señalan los múltiples errores que cometen casi a diario.

Errores que en la práctica le han hecho y hacen mucho daño al béisbol cubano individual y colectivamente. Sobran los ejemplos del pasado y del presente que solo ellos no quieren ver o más que todo, no les conviene reconocerlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio