UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA: Dudas en el debut de las discóbolas cubanas en Tokio

July 31, 2021
Yaimé Pérez si cumplió los pronósticos, pero Denia Caballero estuvo desastrosa

Por Aliet Arzola Lima

La aspiración cubana de incluir a dos atletas en la final del lanzamiento del disco femenino no se materializará en los Juegos Olímpicos de Tokio. Yaimé Pérez si cumplió los pronósticos y se metió entre las 12 contendientes al títulos, pero Denia Caballero estuvo desastrosa y no podrá pelear por, al menos, reeditar su bronce de Río de Janeiro 2016.

Precisamente, Denia fue la primera de las cubanas en salir a escena en el Estadio Olímpico de Tokio, sitio que guardará en su memoria como el de las peores pesadillas. La villaclareña, monarca mundial hace seis años y plata en el 2019, realizó un primer disparo en torno a los 63 metros, pero se transformó en foul al perder el balance en el círculo de lanzamiento.

De ahí en adelante, Denia perdió el norte. Su segundo tiro fue de 57.96 y en el cierre no pudo ni conseguir un disparo válido. Visiblemente pasada de peso, Caballero no conserva ni un ápice del ritmo y la velocidad que la encumbraron como una de las mejores discóbolas de los últimos años.

A sabiendas de que ya su compañera estaba fuera, Yaimé Pérez fue más cautelosa desde el inicio de su competencia y aseguró con un 62.90 en su primer intento. Sin exigirse demasiado y consciente de que no necesita más para clasificar, subió hasta 63.18 en el segundo tiro y terminó con un 59.97.

La titular mundial de Doha 2019 dijo a los medios acreditados que se sintió un poco ansiosa y algo descoordinada, pero tras quedar entre las 12 primeras solo queda enfocarse en la final. Yaimé aseguró que su objetivo es ganar una medalla “del color que sea”.

Por otra parte, la discóbola cubana reconoció que la marca de clasificación de 64 metros estuvo bastante fuerte, al punto de que solo lograron superarla la estadounidense Valarie Allman (66.42) y la representante de la India, Kamalpreet Kaur (64.00).

La estelar Sandra Perkovic, doble titular olímpica, consiguió un disparo de 63.75 (tercera), mientras la líder de la actual temporada, la holandesa Jorinde van Klinken, terminó con 61.15, fuera de la zona de clasificación y muy lejos de su marca cimera del año, un 70.22 metros registrado en Tucson, Arizona, hace poco más de dos meses.

La jornada en la pista también tuvo actuación cubana con las vallistas largas Zurian Echevarría y Yadisleidis Pedroso, esta última en representación de Italia. Zurián se coló en semifinales con el onceno mejor tiempo (54.99 segundos) de la clasificatoria y registro cimero de su carrera. Pedroso, por su parte, también avanzó a semifinales con su mejor marca del año (55.57).  

1 comentario en “UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA: Dudas en el debut de las discóbolas cubanas en Tokio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba