El fenómeno Shohei Ohtani…dos años después

¿Ha valido la pena para los Angelinos de Los Ángeles hacerse con Shohei Ohtani?

¿Ha valido la pena para los Angelinos de Los Ángeles hacerse con Shohei Ohtani?
¿Ha valido la pena para los Angelinos de Los Ángeles hacerse con Shohei Ohtani?

Por Andy Lans

Su contratación reventó los medios de comunicación tanto en Japón como en Estados Unidos. Mucho se especuló sobre donde jugaría. Y después de dos años: ¿Ha valido la pena para los Angelinos de Los Ángeles hacerse con Shohei Ohtani?

El actual dorso 17 de la franquicia de Anaheim, cuajó un gran 2018 que le valió para Novato del Año, a pesar de la lesión que sufrió a final de campaña en su codo derecho.

Esa temporada, Shohei se desempeñó como lanzador y bateador designado. Sobre la lomita, ganó 4 y perdió 2 en 10 aperturas. Su PCL se contuvo en 3,31, y ponchó a 63 rivales en 53.1 innings. Al bate exhibió línea ofensiva de 285/361/564, empujó 61 carreras, disparó 22 cuadrangulares y anotó 59 rayitas. Al igual que Babe Ruth conectó tres jonrones en tres juegos seguidos, marca única para quien inicia la campaña como pitcher.

Luego de ser intervenido con una cirugía Tommy John, la estrella japonesa regresó a los diamantes en mayo de este año. Durante 2019 no actuaría como lanzador para no estorbar su recuperación. En calidad de designado, Ohtani mostró números similares a los de su campeonato de estreno. Una línea de 286/343/505 así lo corrobora. Pegó 4 vuelacercas menos, trajo un compañero más para el plato, y pisó el home 8 veces menos.

Para no perder la costumbre, Shohei Ohtani impuso un nueva marca: se convirtió en el primer japonés en batear el ciclo (hit, doble, triple y home run en un mismo partido) en las Grandes Ligas el 13 de junio ante los Rays de Tampa; extraclases de la Tierra del Sol Naciente como Ichiro Suzuki e Hideki Matsui nunca lo lograron. No obstante, volvió a lesionarse en septiembre, esta vez en la rodilla derecha, lo cual terminó su temporada.

De los meses que estuvo activo, fue precisamente en junio donde más desaforado estuvo: un average de 340, 9 batazos de cuatro esquinas y 22 compañeros remolcados testifican de ello.

Llama la atención en su ofensiva, la buena cantidad de pelotas que caen de hit una vez que hace contacto, por lo que refleja un BABIP de 354. Quizá la razón de tal promedio esté dada en la velocidad media de sus imparables (92.8 mph), que está por encima de la media de la liga (88.7 mph).

Preocupante resulta, para los Angelinos, y para los que disfrutamos el buen béisbol, que la salud no haya acompañado a un pelotero de tanta calidad. En sus dos primeros años en MLB, Shohei no ha pasado de 110 juegos en ninguno de ellos.

En total acumula 710 veces al bate, promedia 286, ha anotado 110 carreras, impulsado 123 y despachado 40 bolas. Ha sido transferido a primera en 70 ocasiones por la vía del descontrol. Si algo se le podría achacar serían los 212 ponches que se ha tomado y las pocas bases que ha robado (22).

Su equipo no pudo acceder a la pasada post-temporada. Un saldo de 72 victorias y 90 derrotas, sumieron a The Angels en el penúltimo lugar del oeste de la Americana.

Figuras de la talla de Mike Trout, Albert Pujols y Simmons quedaron aislados a la hora de tirar del carro. Pero la designación de un mánager como Joe Maddon para 2020 pudiera contener la clave para que una sólida plantilla se acabe de incluir entre las mejores.

En el caso de Shohei, es probable que se ponga a las órdenes del estratega perfecto para él, pues Maddon ha alternado jugadores de posición en el picheo.

Con su esquema, el terreno dirá si valió la pena contratar a Ohtani.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*