ORGULLO CUBANO: El día que José Fernández empató récord frente a Puig

En toda su carrera se enfrentaron 11 veces, Puig logró pegar de hit en par de ocasiones para un pobre .182.

En toda su carrera se enfrentaron 11 veces, Puig logró pegar de hit en par de ocasiones para pobre .182
En toda su carrera se enfrentaron 11 veces, Puig logró pegar de hit en par de ocasiones para pobre .182 (web screen shot)

 Por Jerry Díaz 

   José Fernández ha sido uno de los buenos lanzadores de la historia del béisbol cubano en Grandes Ligas. Algunos se atreven a ubicarlo como el más grande en la última década a pesar de su corta carrera. 

   Fernández jugó cuatro temporadas con los Marlins de Miami hasta que un fatídico accidente acabara con su vida el 25 de septiembre de 2016 en plena campaña. 

   El Delfín debutó el 7 de abril de 2013 ante los Mets de Nueva York con apenas 20 años y se convirtió en la mayor atracción de aquellos Marlins. Sus actuaciones fueron tan destacadas que terminó ganando el Premio Novato del Año de la Liga Nacional (primer cubano en lograrlo en el siglo XXI). 

   El derecho de Villa Clara necesitó someterse a una operación Tommy John en 2014. Esa zafra y la siguiente no pudo completarlas. En 2016 regresó para intentar guiar a sus Marlins a la clasificación. Fue imposible, ni siquiera sus 16 victorias fueron suficientes, pero una vez más se convirtió en la principal atracción del equipo, aún con Ichiro como compañero. 

Enfrentamientos con Puig 

   Las visitas de Los Ángeles Dodgers a Miami se convirtieron en un clásico. El día que lanzaba Fernández todos queríamos verlo frente al también novato sensación Yasiel Puig (terminó segundo en la votación). La única vez que sucedió durante esa temporada (2013) José fue muy superior al cienfueguero. 

   El 19 de septiembre ante 17 mil espectadores que se dieron cita en el Marlins Park de la Pequeña Habana, la estrella local dominó a sus rivales y en especial Puig poco pudo hacer. 

   En la primera entrada lo sacó con un fly en territorio de la tercera base capturado por el shortstop cubano Adeiny Hechavarría. En el tercer episodio también su batazo fue atrapado por el santiaguero, esta vez de rolling y fue puesto out.  

   El espectáculo llegó en la quinta. Con corredores en las esquinas por los Dodgers y en la caja de bateo Puig, el umpire cantó un segundo strike que no le gustó nada. El próximo envío fue un rectazo de 97 millas por hora al que hizo swing fallido y se completó el ponche. Caballo Loco comenzó a protestar desde el banco mostrando su descontento con la decisión del árbitro. 

Aquí la jugada en cuestión: https://www.youtube.com/watch?v=G-ss8hcwoPg 

   Fernández se mantuvo durante seis entradas en el box para ganar su 12mo juego de la temporada. Permitió cuatro hits (1 doblete), dos carreras (1 limpia), regaló tres boletos y recetó ocho ponches incluyendo el de Puig. Al bate pegó un hit en dos turnos con anotada. 

   Evidentemente no era el día de Wilde Horse. Además de los mencionados tres fallos, se fue en blanco en par de turnos más para completar cinco sin marcar la casilla de imparables. 

   Por los Marlins, Adeiny no solo atrapó los batazos del cienfueguero. Además, pegó un hit en cuatro turnos con remolque y robada. 

Empató el récord contra Puig 

   El 9 de septiembre de 2016, solo 16 días antes del accidente, el Marlins Park volvió a mostrar una de sus mejores asistencias de la temporada con casi 23 mil fanáticos. No era para menos, el derecho de Villa Clara saldría al box en duelo con Clayton Kershaw, tres veces ganador del Premio Cy Young. 

   Fue otra noche para enmarcar del 16 de los Marlins. No solo venció a Kershaw y los Dodgers sino que lo hizo sin permitir carreras y empatando su marca personal de 14 ponches en un partido, lograda previamente ante los Mets. 

   A Yasmani Grandal no le permitió ni chocar la bola. En tres ocasiones fue el habanero a la caja y cada una de ellas regresó con tres strikes para el banco. El ponchete número 14 se lo recetó al emergente Yasiel Puig para cerrar una brillante actuación de siete entradas, tres hits y más de la mitad de bateadores enfrentados (27) retirados sin poner la bola en juego. Un extraclase. 

  En toda su carrera se enfrentaron 11 veces, Puig logró pegar de hit en par de ocasiones para un pobre .182. 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*