El Equipo Cuba del 2019 y la pregunta que no tiene respuesta

¿Qué harían los federativos, si de pronto aparece un Alexei Ramírez, Henry Urrutia o un Dariel Álvarez a jugar por Cuba?

¿Qué harían los federativos, si de pronto aparece un Alexei Ramírez, Henry Urrutia o un Dariel Álvarez a jugar por Cuba?
¿Qué harían los federativos, si de pronto aparece un Alexei Ramírez, Henry Urrutia o un Dariel Álvarez a jugar por Cuba? Web Screen Shot

Por Alexander García Milián

Unos comienzan a hablar- los de siempre- dicen esto es así, falta fulano, sobra mengano- y es así porque lo dicen ellos- . Lo cierto es que cuando de béisbol se debate hay tela para cortar siempre; hay engreídos que de igual modo se creen tienen la última palabra, pero bueno, como engreídos al fin quedan ahí.

Ahora se comenta de Guillermo Avilés y de Dayan García, por solo mencionar las principales ausencias  en la lista de convocados; se comenta y lo que se pretende como casi siempre es desviar la atención sobre los puntos verdaderamente neurálgicos del asunto.

Para empezar me pregunto, buenos le pregunto a los genios de la Federación, – ¿Son estos los únicos que se pueden convocar?- una interrogante que evoca una reflexión profunda; aquí entonces le damos…

Sí ahora aparece un Henry Urrutia, un Ronnier Mustelier, un Dariel Álvarez y hacemos pausa; si ellos aparecen y dicen que quieren jugar por la Isla, que desean pelear por un puesto en el equipo… ¿Que harían?

Bien, acotamos que no pudieran se los únicos, siguiendo por la ofensiva, estarían de igual modo Yuniesky Betancourt, un veterano que puede aportar mucho todavía como Alexey Ramírez,  otros como José Julio Ruiz, Luis Yadier Fonseca; ¿Qué harían federativos?

Porque bombardean y bombardean a la afición con la dichosa lista de 63, como si fuera lo único y pongan las trabas que pongan, esgriman la justificación que quieran, lo único no es lo que aparece en el roster difundido hace unos días.

Las consignas de siempre, los epítetos que ya repletos de moho saturan el oído del más ingenuo de los fanáticos; hacen creer que  la esperanza renace cuando se hunde, pintan todo de azul cuando es ocre o negro azabache.

La lista, no es la de Schindler, es la nueva lista de la nueva convocatoria y unos tipos por ahí dicen que es bastante justa, pasan la mano como siempre, tratan de endulzar la cuestión, para ellos no existen los otros, esos que un día estuvieron y ya no están, los mismos que han expresado en varias oportunidades sus deseos de jugar con Cuba.

Yo no hablo de los que están en Grandes Ligas, o los que irán a Ligas Menores, no, hablo de esos otros, que talentosos igual son fruto de nuestra cantera y son desechados como escoria; por ellos, por llamarlos, por intentar siquiera traerlos de vuelta, por ahí pasa tal vez el primer paso para solucionar la crisis de nuestro béisbol.

O miren señores  la verdad no la tiene nadie, pero opinar puede cualquiera; con probar, tampoco se pierde nada.

Estimados lectores… Nos vemos a la vuelta.

3 Comments

  1. Está muy bueno este análisis , pero le sugiero al periodista (seguro joven) que no le queda bien eso de..genios de la comisión de beisbol..» Esa ironía le resta solidez al criterio, parece más bien de un aficionado común…discrepe pero no ridiculice a nadie ..No ayuda a la calidad del trabajo…

  2. Yo considero el comentario como uno más, cuando se habla de los que quedaron fuera de los 63, de los que están en Cuba, se está siendo más objetivo que si se sigue diciendo de las ausencias de los que no están en Cuba, pongamos los pies sobre la tierra, de los que están fuera y lo hicieron abandonando equipos o delegaciones deportivas en el exterior, a esos ni los mencionemos, por muy cubanos que se consideren, traicionaron a sus compañeros y a su país en un momento en que se les necesitaba, y por tanto, no son merecedores de tenerlos en cuenta y los que lo hicieron legalmente o por sus medios en lancha, si retornan a Cuba y s eincorporan como otros a nuestra serie nacional, serian elegibles, pero desde afuera, es muy dificil que puedan representar a Cuba, y no sería sólo por la parte cubana, sería también porque sus organizaciones o compromisos que ellos mismos firmaron renunciado a todo tipo de relación con Cuba no se los van a permitir, así que yo considero que lo objetivo es que nos sigamos preguntando el por qué de las ausencias entre los 63 de los que dejaron la piel en el terreno en la serie nacional y no desviar la atención como dice el propio periodista en hablar de los que no están.

  3. Cada vez que oigo la palabra traición,como si no hubieran cubanos que sin desertar o como ellos mismos dicen sin tradicional le hacen tanto daño al país, con esas ideas es imposible soñar con un futuro mejor para nuestro béisbol, en estos momentos no estamos en condiciones de jugar en ningún torneo de béisbol ni aunque sea en África.Almiro mucho a Anglada como director y mucho más como persona pero él no es mago y con los peloteros que dejan la piel.en el terreno en nuestras series nacionales lo único que se puede aspirar siendo objetivos es hacer un papel absorbente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*