AL BATE CON MODESTO «Quisiera ser el 1ro que juegue en Ligas de todos los continentes», asegura Odrisamer Despaigne

Hasta ahora el capitalino ha jugado al máximo nivel y en la Liga de Corea tras su paso por las Series Nacionales y el béisbol mexicano.

Hasta ahora el capitalino ha jugado al máximo nivel y en la Liga de Corea tras su paso por las Series Nacionales y el béisbol mexicano.
Hasta ahora el capitalino ha jugado al máximo nivel y en la Liga de Corea tras su paso por las Series Nacionales y el béisbol mexicano. (Web Screen Shot)

Por Modesto Agüero

   El habanero Odrisamer Despaigne es un lanzador que ha jugado en tres ligas diferentes. Él, luego de participar en ocho Series Nacionales, lanzó en seis temporadas en la MLB y ahora lo hace en la Liga Koreana (KBO).

   Yo aproveché uno de sus días de descanso para conversar con él vía internet. Dicho dialogo lo compartimos como una exclusiva de SwingCompleto.

   Desde que Odrisamer era un niño lo veía en el dogout y el ómnibus de Industriales, pués su papá Francisco Despeigne era lanzador del equipo azul y en ocasiones lo llevaba al Estadio.

   «Esa época de mi niñez fue muy importante en mi desarrollo y mi amor por el béisbol, porque además de mi papá también compartía con estrellas como Lázaro de la Torre, Lázaro Valle, Lázaro Vargas, Euclides Rojas, Germán, Padilla, Javier Méndez y el Duke entre otros. Siendo un niño ya sentía esa pasión por la pelota y los Industriales», explica.

¿Cómo llegas a la Serie Nacional?

   –A la Serie Nacional llego en 2005, luego de ser Campeón Panamericano Juvenil en México. Comencé como relevista, salvé algunos juegos ese año y pude trabajar bastante, incluso en los playoffs, donde alcanzamos el título al vencer a Santiago en la final.

Momentos felices

   -Sin dudas momentos felices fueron los dos títulos que logramos, el de 2005-2006 mi año de novato con Rey Vicente Anglada y el 2010 con Germán. No hay nada mejor que ganar y más si lo haces con el equipo de toda tu vida.

Peores momentos

   -Si ganar un campeonato es lo máximo, perder una final es todo lo contrario. Perdimos también dos finales en mis años con Industriales, en 2007 Santiago tomó desquite y luego en 2012 frente a Ciego de Ávila. También me sentí mal en los años en que no pudimos ni siquiera clasificar.

De las Series Nacionales diste un gran salto al béisbol de Grandes Ligas, sin embargo luego de una breve estancia en las menores, debutas con una gran actuación de siete entradas, sin carreras y solo cuatro hits. ¿Cómo se logra eso?

   -Fue un año de sacrificio, entrenando todos los días desde que llegué a España con mi papá y luego en México donde tuve también una breve experiencia en la Liga Invernal para que me vieran las organizaciones de Grandes Ligas lanzando en juegos reales. Pero mi momento sabía que tenía que llegar pronto y que debía aprovechar esa oportunidad.

   »Gracias a Dios las cosas salieron muy bien, al lanzarle al mejor equipo de esos años los Gigantes de San Francisco y me mantuve en la rotación de los Padres de San Diego.

Fundamentalmente has trabajado en la Serie Nacional de Cuba, en la MLB y en la Liga Koreana, ¿cómo las clasificarías por su calidad?

   -He trabajado también en Ligas invernales en México, Venezuela y Dominicana, todas con un gran nivel. Entre las tres que mencionas hay muchas diferencias; comenzando por la MLB que no tiene comparación con ninguna otra, está muy por encima de cualquier otra liga en todos los aspectos, no es solo un escalón que hay de triple A o de la liga japonesa a MLB, son varios.

   »La KBO por ejemplo es ahora mismo la tercera en cuanto a nivel y cada año aumenta su calidad, es una liga muy ofensiva incluso con bateadores de más nivel que la mayoría de los de Triple A, no tanto así en defensa y en el picheo de relevo porque la mayoría de los abridores si tienen buen nivel.

   »En Cuba desde hace siete u ocho años que la Serie Nacional ha bajado mucho su calidad, sobre todo porque se han ido muchos peloteros que hasta ese momento estuvieron dando el máximo de su nivel allá. Pero no tengas duda que la Serie Nacional de hace ocho o diez años era muy fuerte, al igual que mucho antes en los 70, 80 hasta los años 90, había mucho nivel en la pelota cubana.

¿Cómo te has adaptado al béisbol koreano, al idioma, como te comunicas?

   -Hasta ahora me va bien, es una cultura algo diferente pero no es difícil adaptarte, al menos para mí. En cuanto al idioma uno trata de aprender lo necesario para comunicarse, además de contar con un traductor. Yo trato de relacionarme con los jugadores y así entenderlos mejor y viceversa.

Los bateadores en la KBO, se meten mucho en conteos, te obligan a trabajar bastante, pues en varios juegos en el quinto o sexto inning ya tienes 100 lanzamientos. ¿Tienen más tacto que fuerza?

   -Sí, los bateadores tienen buen tacto y aunque atacan tus picheos temprano difícilmente se van con lanzamientos muy fuera de la zona, aunque también tienen poder y prácticamente cualquiera te puede dar un jonrón y todo esto hace que utilices más lanzamientos de lo normal.

Tu papá y tú lanzaron en Series Nacionales y sus números son parecidos. Tu promedio de limpias fue de 3.60 y te batearon 261, por 3.70 y 262 tu padre. La diferencia está en los promedios de victorias por temporada, tu 8 y Francisco 4. ¿Es que tenías mejor equipo detrás?

   -(Risas) Coincidencias de la vida, no tenía ni idea que fueran tan similares nuestros números, pero mi papá tenia mejor equipo, (risas) Él desarrolló toda su carrera como relevista largo, abrió ocasionalmente, pero se destacó mucho en aquellos años que primaba la ofensiva y había muy buenos equipos en Series Nacionales y Selectivas.

Has cumplido dos sueños que tenías: vestir el uniforme de Industriales y jugar en Grandes Ligas. ¿Te queda alguno?

  -Creo que más que sueños me quedan metas. Y no dejan de ser importantes para mí, sobre todo porque creo que me quedan varios años en el béisbol. Primero está tener uno o dos años buenos aquí en Korea y me siento en condiciones de volver a la MLB, pero si no se da, quisiera jugar en Japón, Taiwán, Puerto Rico y en alguna liga en Europa, tal vez en Italia o España; no sé si sería el primero en jugar en todos los continentes que tienen ligas de nivel en el béisbol, me he puesto a pensarlo y podría ser un bonito reto.

   »Agradezco por la entrevista, sé que narraste muchos de mis mejores juegos en Cuba. 

   Por mi parte le doy las gracias a él, uno de los mejores lanzadores cubanos en la actualidad y estoy seguro que le quedan muchas páginas exitosas por escribir.

   Su labor en las tres Ligas: KBO, MLB, S.N.

LIGATEMPELHPCLKBBGPPCL
KBO    1424720348224.29
MLB    6363.839620622413013265.11
S.N.    897695139069240367443.60

1 Comment

  1. Excelente entrevista a uno de los mejores lanzadores cubanos de la actualidad sin duda, lastima que sea tan imposible verlo de nuevo con las 4 letras por su postura política pero así las cosas la mayor de la suerte y los éxitos para este fan azul que te admira mucho desde hace más de 10 años

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*