Por José Alejandro Rodríguez Zas

Con un espectacular jonrón-walk-off de Jerar Encarnación en la parte baja del noveno inning, las Águilas Cibaeñas dejaron al campo a los Tigres del Licey en el partido de este domingo 6 de noviembre en la Liga de Beisbol Profesional de la República dominicana (LIDOM).

Con el juego empatado a cinco carreras por bando en el cierre de la novena entrada, dos outs en la pizarra y cuenta de un strike sin bolas, Encarnación le hizo swing a un lanzamiento que se le quedó en zona buena al derecho Jean Carlos Mejía y descargó toda su fuerza sobre la bola para enviarla más allá de las cercas por el jardín izquierdo, para decidir sensacionalmente el encuentro.

El primera base y cuarto bate de las Águilas es uno de los mejores bateadores del certamen, con un average de .429, un jonrón y dos dobletes como extrabases, ocho carreras empujadas y cinco anotadas, además de una línea ofensiva de .485/.607/1.092 (OBP/SLG/OPS). En el choque del domingo, Encarnación se fue de 4-2 con par de remolques y una anotada.

Los Tigres abrieron la pizarra en la parte alta del segundo episodio ante las ofertas del abridor de las Águilas, el zurdo cubano Roenis Elías, quien trabajó bien durante tres entradas completas, en las cuales soportó un solo hit, ponchó a dos y regaló tres boletos, uno de ellos con la casa llena para abrir el marcador.

En la baja del tercero, un doblete de Aneury Tavarez (5-3, doble, 2 RBI, 2 R) empató las acciones frente al extraclase César Valdez (4.0 EL, 3 H, 1 R, 3 K, 2 BB), abridor de los Tigres.

Las Águilas tomaron el mando del encuentro con par de carreras en el quinto y otra más en el sexto empujada por triple de Eliezer Álvarez (3-1, triple, RBI, R), para darle aparente tranquilidad a su pitcheo relevo, ventaja de 4×1.

Los Tigres no se dieron por vencidos y anotaron par de carreras en la apertura del séptimo, por sencillo impulsor de Arístides Aquino (4-1, 2 RBI) a la pradera izquierda.

Las Águilas volvieron a separarse por dos carreras en el séptimo, pero a un out de la victoria, el inicialista de los visitantes, Ramón Hernández (5-3, doble, 2 RBI) soltó largo doblete a la hora de recoger los bates que empató el partido 5×5.

Del resto se ocupó Jerar Encarnación para poner cifras definitivas en la pizarra. Licey marcó 11 imparables y cometió un error a la defensa, en tanto los ganadores sumaron 10 hits y no cometieron pifias. El triunfo fue para Neftalí Feliz (1-0), en tanto Jean Carlos Mejía (2-1) cargó con el revés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio