ESPECTACULARES Yunesky Maya y César Valdez. Resumen LIDOM

Por Jesús Alaín Fernández / @JesusLCA2017

Hasta el sol se detuvo y retrasó su puesta para ver como dos colosos detenían el paso del tiempo. Desafiando los días y las noches, el transcurrir de los inviernos, cada aguacero recibido y por sobre todas las cosas, desafiándose a sí mismos Cesar Valdés (Tigres) y Yunesky Maya (Águilas) lanzaron en la jornada seis de la Liga de Béisbol Dominicana (LIDOM).

De cómo les fue, no a ellos, si no a sus rivales, a continuación te contamos.

Tigres pasan por encima de los paquidermos

Luego de siete entradas completas sin permitir anotación, el lanzador derecho César Valdez (7.0, 3 H. 0 R, 1 BB, 8 k), ganador de los premios al Mejor Lanzador de la temporada regular del 2021-2022 y MVP de la misma etapa, cedió el box al picheo de relevo  tras haber cumplido con creces su misión. El marcador final de 7×0 permitió a los Tigres seguir abrazados en el segundo lugar (3-3).

El apoyo ofensivo llegó desde los bates de Emilio Bonifacio (4-2), Sergio Alcántara (5-3, R), Peter O´Brien (2-1, 1 RBI, 2 R), Dawel Lugo (4-1, 2 RBI) y Michael de la Cruz (3-2, 2 RBI).

Como dato curioso, los lanzadores de las Estrellas regalaron en el encuentro 10 boletos (3 de ellos a O´Brien) y solo poncharon a cinco rivales. La derrota fue a cargo del abridor Luis Medina, responsable de las cuatro anotaciones de la primera entrada y quien se retiró solo sacando un out en la baja de la primera. Medina sustituyó infructuosamente al anunciado lanzador panameño Andy Otero quien dio positivo a la Covid-19 durante la jornada.

Solo tres imparables conectaron los visitantes y luego de caer el último out del encuentro quedaron en solitario en el sótano de la tabla de posiciones (2-4).

Los Gigantes no pudieron con la furia de “El Guerrero”

En otro partido en que el duelo de picheo anunciado fue pasado por agua el lanzador cubano de Pinar del Rio Yunesky Maya (5.2, 4 H, 0 R, 1 BB, 2 K) logró su décima apertura de calidad (en LIDOM se consideran cinco entradas como requisito) en 12 apariciones. En las dos restantes perdió el llegar con marca perfecta por déficit de entradas lanzadas (4.0 con dos limpias permitidas y 4.2 sin recibir rayitas).

Raúl Valdés, otro cubano que desafía el tiempo, había sido anunciado para lanzar pero “según el equipo” se indispuso horas antes del encuentro debido a “problemas estomacales”.

El picheo de relevo hizo su trabajo y Neftalí Feliz se anotó su segundo punto por juego salvado del Round Robin.

Por las Águilas (3-3) Juan Lagares (4-3, 1 R, 1 RBI) y Jimmy Paredes (2-2, RBI) llevaron la voz cantante mientras que los ligamayoristas José Siri y Marcell Ozuna con dos imparables cada uno lideraron los intentos de rebelión desde la casa de los visitadores y que aun (4-2) lideran la tabla de posiciones.

La jornada dejó algunos datos curiosos. Les cuento.

Dos equipos necesitaron sustituir a sus lanzadores abridores (Gigantes y Estrellas) y los dos terminaron derrotados. Dos lanzadores que estuvieron pretendiendo el Título de Picheo Cesar Valdez y Yunesky Maya se comportaron a gran altura y a pesar de ser veteranos mantienen, cuando lanzan pelotas para el home, al toro tomado de los cuernos y lideraron sendas lechadas colectivas. Y por último ninguna de las ofensivas fue capaz de pegar un jonrón.

El viejo axioma se pone de manifiesto: cuando hay picheo, ¡no hay bateo!

Para la cobertura completa, el resumen del resto de las jornadas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba