Estados Unidos ANUNCIÓ Capitán al Clásico Mundial de Beisbol, Cuba aún no tiene equipo

Por Marcos Conde

En horas recientes ha causado gran revuelo la noticia de que la super estrella de Los Angeles Angels, Mike Trout, confirmó su presencia en el seleccionado estadounidense que participará en el V Clásico Mundial de Béisbol del 2023. Además, se anunció que el jardinero del conjunto californiano será el capitán del plantel norteamericano.

La presencia del tres veces MVP de la liga y actualmente considerado por muchos el mejor pelotero del mundo, confirma las intenciones de los Estados Unidos de asistir con una nómina fuerte y revalidar el título conseguido en la última edición del torneo cuando se impusieron a Puerto Rico en la final del 2017. Esta será la primera participación del pelotero de los Angels en el WBC, pues se había ausentado por problemas personales a la anterior cita.

“Ansío jugar para mi país. Significa demasiado para mí y para mi familia representar a nuestro país. Será sorprendente las letras USA sobre mi pecho. De verdad significa demasiado para mí. Será algo divertido”, fueron las declaraciones de Trout a la prensa asistente en el Media Day del MLB All-Star Game.

Todo lo contrario pasa con el equipo Cuba y son múltiples las incertidumbres alrededor del conjunto que representará a la isla, acrecentadas recientemente por la desastrosa actuación del plantel nacional que participó en el Torneo de Harlem y se vio totalmente apático y sin opciones ante novenas de mucho menor calibre que las que se encontrarán en el Clásico Mundial.

Lo único seguro es que no habrá equipo independiente, objetivo principal por el que abogó la Asociación de Peloteros Profesionales Cubanos y que la misma entidad anunció que, al menos para el próximo Clásico, no podría concretarse.

Una de las más grandes dudas es si finalmente existirá acuerdo entre la Federación Nacional, la MLB y algunos peloteros cubanos que se desempeñan en Grandes Ligas para ser convocados y volver a defender las cuatro letras, situación que se antoja compleja por la historia de trasfondo que engloba todo este fenómeno y que incluso va más allá de lo netamente deportivo.

La afición cubana a diario se hace preguntas como: ¿quién será el director del equipo?, ¿qué peloteros nos representarán?, ¿volverán algunos de los Grandes Ligas? ¿Podrá armar Cuba un equipo competitivo? Y un sinfín de interrogantes que envuelven la participación de la isla en el torneo internacional más importante de estos tiempos.

Mientras muchos de los países anuncian jugadores, managers, etc, los aficionados del béisbol cubano se deben conformar con intentar dilucidar posibles respuestas a interrogantes como las anteriores y soñar con que la isla puede llegar a participar con un equipo realmente competitivo y que brinde espectáculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio