EXALTARON a Ichiro Suzuki al Salón de la Fama de Seattle

Por Reynaldo Cruz

Recuerdo que en 2016, cuando conversé personalmente con Jeff Idelson (quien también asistió a la ceremonia), entonces presidente del Salón de la Fama y Museo Nacional de Béisbol de Cooperstown, durante su visita a La Habana, me dijo que Ichiro era uno de los jugadores que más artículos personales donaba al museo. Los Mariners han lanzado una campaña que han llamado #IchiroWeekend en las redes sociales, y las actividades han incluido desde la presencia de numerosas estrellas en la historia de los Mariners, incluido Ken Griffey Jr.—uno de los ídolos del japonés, y con quien tuvo la oportunidad de compartir algo de tiempo como compañero de equipo—, o dar a Iris Skinner, más conocida como Ichiro Girl por un incidente ocurrido en el entonces SAFECO Field cuando Ichiro la tocó con el guante y ella enloqueció de felicidad, la oportunidad de lanzar la primera bola y que fuese el mismo Suzuki quien le recibiera.

Mike Cameron, Shigetoshi Hasegawa, Mike Sweeney y Raúl Ibáñez estaban también en la ceremonia, junto con los miembros del Salón de la Fama de los Mariners, excepto el ya fallecido Dave Niehaus, cuyo lugar fue ocupado por su esposa, además de Lou Piniella, Jay Buhner y Randy Johnson (pero estos últimos enviaron mensajes por un sentido video que incluyó felicitaciones y criterios de peloteros que compartieron con él como compañeros de equipo y rivales, incluidos, entre otros, Albert Pujols, Daisuke Matsuzaka, Mike Trout y Shohei Ohtani).

Julio Rodríguez, quien ha recibido apoyo y elogios por parte de Ichiro desde el Spring Training este año y recibió el lanzamiento de la primera bola de su parte en el inicio de la temporada (a petición del propio Suzuki), honró la costumbre nipona de entregar un ramo de flores al homenajeado, al tiempo que se presentó un video de los perros que tiene junto a su esposa Yumiko.

Ante una ensordecedora multitud que lo vitoreaba y mostraba posters y carteles suyos, Suzuki se dirigió a la multitud en inglés, entre bromas y palabras serias:

“Hace 23 años, mi vida cambió para siempre cuando me convertí en un Seattle Mariner,” dijo.

Con voz entrecortada, luego de agradecer a varias personas, Suzuki agradeció a sus homólogos miembros del Salón de la Fama de los Mariners, incluyendo, por supuesto a Ken Griffey Jr., a quien se refirió como George (su nombre completo es George Kenneth) “Haber sido su compañero fue uno de los mejores momentos de mi carrera.”

“Este honor no habría sido posible sin ella,” dijo sobre su esposa Yumiko.

Se refirió a los fans como “… otros que me dieron mucho apoyo durante todos estos años.” Luego agregó que pese a su retiro “el béisbol y Seattle nunca han abandonado su corazón.” Y sobre los jugadores dijo: “… estoy con ustedes en su lucha por ser los mejores.” Luego, les dijo: “Si un delgado pequeño jugador de Japón puede competir y estar recibiendo este honor hoy acá, no hay forma de que ustedes no puedan.” Cantos de “¡Ichiro! ¡Ichiro! ¡Ichiro!” explotaron en las gradas cuando agradeció a los fans. “Es mi máximo honor, haber jugado para ustedes como miembro de los Seattle Mariners.”

Luego de 28 años de carrera profesional en Japón y Estados Unidos, Suzuki todavía debe entrar en el Salón de la Fama del Béisbol Japonés, distinción que le fue ofrecida cuando aún estaba activo y que rechazó humildemente. Por el momento, la próxima parada parece ser Cooperstown.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio