Por Yasel Porto

En menos de 10 días se ha tenido que lamentar el fallecimiento de tres figuras destacadas del béisbol cubano que coincidieron en una misma época.

Primero fue el exprimera base villaclareño y avileño Alejo O´Reilly Morejón, después vino lo del exárbitro Iván Davis y ahora se trata del jardinero de los años setenta y ochenta de los equipos orientales y guantanameros Gerardo Simón Limonta Duvergel.

Te puede interesar: Murió en Miami el mejor árbitro que tuvo el béisbol cubano

Según la publicación de Antonio Montero compartida con varios periodistas de Guantánamo y hasta con familiares del propio Simón, se habla de algunos detalles de lo sucedido. También se informa que hasta las once de la mañana de este martes su cadáver estará expuesto en su propio hogar.

Simón fue afectado fuertemente por un tumor, causa principal de su deceso en la principal urbe de la provincia más oriental de Cuba. El también expelotero Roilán Aleaga lo ayudó mucho según en su proceso de la enfermedad, según me comentó el buen amigo Juan Manuel Ramos.

Nacido en la capital del Guaso en 1956, Simón sobresalió por sus capacidades como bateador de fuerza y fildeado explosivo en los jardines. Su manera de jugar le ganó gran popularidad entre la fanaticada y no solo los simpatizantes de los conjuntos donde participó durante 15 temporadas.

Debutó en 1975-76 y se mantuvo activo hasta 1990, con cifras que lo dejaron como uno de los mayores referentes históricos del territorio de Guantánamo.

Se ubicó entre los máximos acumuladores de jonrones, average e impulsadas en varias campañas, sobresaliendo el título de bateo de la Selectiva de 1983 con 350 de promedio.

Fue campeón con protagonismo en los triunfos alcanzados por Orientales en la Selectiva de 1981, así como Serranos en los certámenes de 1986 y 1987.

La alta competitivdad de aquella época lo mantuvo al margen de la selección principal a nivel internacional, aunque sí integró varias veces la preselección, así como equipos Cuba B y C.

Tras su retiro se vinculó por mucho tiempo con los conjuntos de Guantánamo como entrenador, aunque nunca dirigió a los Indios en la máxima categoría.

En paz descanse Gerardo Simón Limonta, y nuestro mensaje de apoyo para sus familiares que tan duros momentos vivieron en esta etapa final de su existencia.

9 comentarios en “ÚLTIMA HORA: Se fue uno de los grandes bateadores orientales de los años 70 y 80”

  1. Pelotero de pie a cabeza, querido por toda la afición, bateador y gran fildeador, incluso fue al primero en fildear los flay con una sola mano. En su época los files no tenían confianza y lo hacían con las dos manos. Simón fildeaba elegante y seguro. Hoy podemos decir que fue el pionero en esa forma de fildear. Su recuerdo queda en los corazones de nuestra afición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba