Por Robiel Vega

La Selección Nacional de los Estados Unidos dejó una muy buena imagen en su debut en la Copa Mundial de Qatar pero no fue suficiente para derrotar al conjunto de Gales pues el gran capitán, Gareth Bale, sacó la casta en un partido que resultó histórico pues por primera vez en los últimos 12 años 22 jugadores titulares debutaron en este tipo de torneos.

Los últimos partidos en Copas del Mundo en el que los 22 titulares debutaron fueron:

Argelia vs Eslovenia (2010)

Nueva Zelanda vs Eslovaquia (2010)

Chile vs Honduras (2010)

Polonia vs Senegal (2010)

El primer gol del partido llegó al minuto 36, cuando luego de un contragolpe letal conducido por el mejor jugador norteamericano, Cristian Pulisic, Timothy Weah, mano a mano con el portero, sacó un sutil remate a tres dedos que dejó vencido a Wayne Hennessey.

El primer tiempo fue todo de Estados Unidos, pero a medida que el partido avanzaba, Gales más apretaba y ya pasado el minuto 80, Gareth Bale luchó un penal que Walker Zimmerman compró al derribar en el área al 11 de los galeses.

No podía ser otro, Gareth Bale lo pidió y lo cobró de manera impecable, duro y escorado al ángulo superior del segundo palo del arquero que, aunque logró rozar la pelota, no pudo detener el misil salido de la pierna zurda del ex extremo del Real Madrid.

Gareth Bale es apenas el cuarto jugador en anotar para Gales en Copa del Mundo. Los anteriores fueron John Charles, Ivor Allchurch y Terry Medwin, todos en 1958.

Después del penal, ninguno de los dos equipos se rindió ni se conformó con el empate y tras cumplirse los nueve minutos de agregado, Estados Unidos, mantuvo la tendencia de no perder tras llegar con ventaja al descanso. Sólo una vez, en 1950, ante España, cuando cayeron 1-3 después de llegar 1-0 al medio tiempo; además, se concretó el primer empate de esta Copa Mundial.

Un dato interesante es que Timothy Weah logró lo que nunca pudo hacer su padre, George Weah, jugar y marcar en una Copa del Mundo. Además, le marcó a Gales su primer gol en mundiales desde 1958, cuando Pelé lo hizo el 19 de junio de ese año.

Tras este resultado, Inglaterra quedó líder del Grupo B con una victoria (6-2) ante Irán, que terminó último. Mientras que Estados Unidos y Gales quedaron igualados en el segundo lugar con un empate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba