Por Africa Duarte

Pocas son las mujeres reporteras de prensa deportiva y además, que llegan a trabajar en los espacios informativos de la televisión nacional. Una de esas pocas en Cuba, es Glenda Torres. Su gracia y carisma le han propiciado la conquista de no pocos seguidores y con estilo propio, gana espacios deportivos en la pequeña pantalla.

Esta chica holguinera, a quien desde muy joven le entusiasmaba el deporte, conoció en 2005 su pasión por la pelota cuando vió por primera vez el Play Off y luego del Juego de las estrellas en el Latino y el Clásico Mundial de Béisbol, había quedado flechada para siempre y como eterna enamorada, necesitaba respirar el terreno y estar en cada evento transmitiendo en vivo y en directo.

Fuente: Foto tomada de su Facebook, Autor: Duani Torres

Es sabido que no existe una intención institucional de sumar mujeres a esta rama, que por hegemonía ha sido destinada en el tiempo a los hombres, siendo muy difícil para la mujer apostar una carrera y abrirse paso en la crónica deportiva con el deber de hacer añicos prejuicios de género, subvaloraciones, estereotipos, además de luchar contra el escepticismo de colegas de trabajo y hasta entrevistados que puedan cuestionar sus capacidades. Bien lo sabe Julia Osendi, una de las pioneras, referente de este campo en la Isla y para Glenda. En no pocas entrevistas dadas, ha comentado que debió esperar cuatro años detrás de las cámaras y luego de demostrar su capacidad con creces, fue que pudo ganar protagonismo.

Glenda Torres, al inicio tuvo miedo y dudas de ser aceptada, pero su perseverancia, consagración, profesionalidad, carisma, empatía, equilibrio y estilo a lo Libra, han jugado su papel a la hora de crear una identidad dentro del periodismo deportivo: “Nunca he imitado a nadie. Siempre tuve claro que debía seguir mi estilo y, como siempre digo, cada cual brilla con luz propia”. “Sin cambiar el significado de las palabras técnicas empleadas en cada deporte y sin tener que implantar nuevos códigos, debemos darle un toque femenino, tanto a la hora de entrevistar, redactar como proyectarnos en pantalla”. “Siempre se puede hacer más. Lo importante es no conformarnos con lo que tenemos sino luchar por lo que queremos, ser optimistas y perseverantes”. (Han sido sus palabras en entrevista realizada por la revista Garbos).

Con un cuerpo envidiablemente saludable y atlético, esta chica sabe que se necesita ser más que una cara bonita y un buen cuerpo, pero combinar con inteligencia su físico, dándole mucha importancia a sus conocimientos y preparación para afrontar cada trabajo ha sido su mejor carta bajo la manga, que, por casi 13 años de trabajo, le ha abierto puertas en espacios informativos de la Televisión Nacional, en el Canal Habana y Tele Rebelde y sus compromisos laborales van en aumento.

Glenda Torres, sin dudarlo, se ha impuesto.

17 comentarios en “Glenda Torres: Más allá del machismo hegemónico, se impuso con estilo propio”

  1. Osvaldo Toledo González

    En realidad en cuba hay bastante del sexo femenino que cubren las noticias deportivas de una forma ú otra, y son mut buenas ejerciendo, diría que mejor que algunos hombres,pero glenda es cierto no lo á hecho mal, á sabido imponerse y no sólo por su atractivo.es profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba