NO JUGARÁN la Serie 61: PROSPECTOS cubanos se marcharon a Japón

Aliet Arzola Lima

Con la mente puesta en desarrollarse y crecer en un béisbol de mucho más calidad y herramientas, los prospectos cubanos Guillermo García y Frank Abel Álvarez partirán la semana próxima a Japón, donde ya todos los equipos del circuito profesional ajustan su maquinaria para el inicio de una nueva temporada a partir del 25 de marzo.

El lanzador pinareño y el bateador granmense pondrán rumbo a la tierra del Sol Naciente el miércoles 9 de marzo, luego de un largo período de trámites de visado. Ellos son los dos últimos peloteros cubanos cubanos contratados con equipos nipones que permanecían en la Isla, pues ya desde hace un tiempo viajaron a Asia los estelares Liván Moinelo, Raidel Martínez, Yurisbel Gracial, Alfredo Despaigne y Ariel Martínez, todos firmados bajo el amparo de la Federación Cubana de Béisbol.

Guillermo García y Frank Abel Álvarez se sumarán al Sistema de Granjas de los Dragones de Chunichi, por donde ya pasaron Raidel y Ariel Martínez antes de debutar con el primer equipo de una franquicia con mucho sabor cubano, pues militan también allí el entrenador Omar Linares y el estelar inicialista Dayán Viciedo.

Álvarez ha tenido muy poca acción en los últimos 12 meses, como casi todos los peloteros cubanos que permanecen en el país. El derecho vueltabajero ha pasado más tiempo entrenando que jugando en este lapso, pues solo tuvo efímeras actuaciones con los equipos nacionales que participaron en el Mundial Sub-23 de México y en los Juegos Panamericanos Junior de Cali-Valle.

Después de esos compromisos se ha enfocado solo en su preparación, pues la dirección pinareña decidió no utilizarlo en la actual Serie Nacional. “Traerlo aquí y que se lesione sería empeñar su futuro”, dijo hace una semana el comisionado provincial Heriberto Suárez sobre el mayor talento del pitcheo en el territorio.

Álvarez trabajó por última vez en el ámbito doméstico durante la postemporada de la 60 Serie Nacional, especificamente el 23 de febrero del 2021, cuando permitió seis hits y tres carreras a los Alazanes de Granma en el tercer partido de la semifinal. Aquel día regaló cuatro boletos en dos entradas y un tercio, confirmando sus problemas con el control. En la pasada edición del clásico de las bolas y los strikes, Álvarez tuvo un promedio de 5.08 pasaportes gratis por cada nueve entradas (25 en 44.1 innings), lo cual disparó su WHIP hasta 1.58.

Sin dudas, este debe ser uno de los aspectos en los que más van a trabajar con él en Japón. Los entrenadores nipones ya saben lo que es pulir a un diamante en bruto proveniente de Cuba, como son los casos de los también pinareños Liván Moinelo y Raidel Martínez, quienes igualmente tenían deficiencias con su control que han logrado mejorar tras varios años en el circuito asiático.

También genera mucha expectativa el talento de Guillermo García, quien ganará 100 mil dólares por su aventura esta temporada con los Dragones. Luego de que su nombre apareciera en la lista de 34 prospectos que la Federación Cubana liberó para buscar contratos con equipos de MLB en el 2019, el zurdo comenzó a sonar verdaderamente en los primeros meses del 2021, cuando lideró a Granma en la carrera por el título nacional.

Su rendimiento en la postemporada fue extraordinario, con 17 remolques, 12 anotadas y promedio de .487. Pero lo mejor llegó en la final, instancia en la que pegó 12 hits en 19 turnos oficiales y dejó una intimidante línea ofensiva de .632/.682/.947, con dos jonrones, cinco anotadas y siete impulsadas, entre ellas la que decidió el campeonato a favor de los Alazanes, por lo que mereció el premio de Jugador Más Valioso.

Guillermo, quien también estuvo en los equipos cubanos del Mundial Sub-23 y los Panamericanos Junior, sí comenzó jugando en la 61 Serie Nacional. A diferencia de Frank Abel, los granmenses colocaron a su nueva joya desde el inicio para aprovechar su poder ofensivo, pero el chico estuvo muy por debajo de sus reales posibilidades, pues en 23 comparecencias solo acumuló un hit, una impulsada y una anotada, con par de boletos.

Su última aparición en la presente Serie Nacional fue el jueves 3 de febrero en la derrota 1×0 de su equipo frente a los Piratas de Isla de la Juventud en el Cristóbal Labra. Ese día salió como emergente por Alexquemer Sánchez y falló con un elevado.

Aunque hay muchas esperanzas con el chico, es prudente ir con calma y dejar que vaya desarrollándose poco a poco, sin quemar etapas. En ese sentido, le será mucho más provechoso estar en Japón que en Cuba, no solo por la diferencia cualitativa de las ligas, sino también por la seriedad del trabajo que allá se realiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba