HABLAN los números: nuevo candidato a MVP

January 20, 2021
“Santiaguito” no estuvo en una temporada más, sus guarismos de la competencia demuestran un crecimiento exponencial en sus resultados.

Por Franco Miguel Alvariño

Para bien o para mal, lo que no se puede negar de la Serie Nacional 60 es que tuvo gran paridad. Amén de los muchos errores y pocos aciertos acometidos, el último clasificado a la postemporada se decidió en la penúltima jornada de competencia.

Una nota que vale destacar, es la presencia de tres de los cuatro grandes en los cuartos de final de la pelota cubana, cuando Santiago de Cuba se sumara en su juego 74 a los elencos de Pinar del Río e Industriales, y completaran los ocho clasificados a los playoffs. Por cierto, esos tres conjuntos fueron los últimos equipos en hacerse con un cupo a la vilipendiada fiesta.

Los indómitos arrancaron el año con una difícil situación, un aislamiento forzado por la terrible pandemia del coronavirus, tres juegos pendientes con la Isla de la Juventud y la tabla de posiciones ardiendo. Para peor de los males, no contaron con el tiempo de preparación suficiente para enfrentar los desafíos que decidirían su destino en el campeonato.

Aún así, emprendieron el viaje rumbo a San José de las Lajas, Mayabeque, y en el “Nelson Fernández completaron la hazaña, necesitaban dos y ganaron los tres choques al más puro estilo de la otrora aplanadora, con mucha ofensiva y derrochando coraje en el terreno del juego, aunque en esta ocasión no ahondaremos en la proeza. Esta historia trata de Santiago, pero Torres, el héroe de la clasificación de las avispas.

Santiago Torres, camarero del equipo de la tierra caliente, es el hombre proa de los indómitos. Su juego agresivo y dinámico funcionó como una especie de guía, en un torneo en el que por momento su novena parecía perder la brújula.

Hace unos meses, cuando la serie aún era joven, este periodista emitió un criterio, en el que César Prieto resultaba ser, ampliamente, superior a Torres. La campaña del indómito demostró que en el béisbol, como la vida, resulta imposible predecir quien tendrá mejor actuación.

Injustamente, en el orden mediático, el santiaguero permaneció durante toda la campaña a la sombra del cienfueguero, quien, es cierto, tuvo números impresionantes, pero totalmente al alcance de los resultados de “Santiaguito”, quien lo supera, incluso, en muchos aspectos, aunque de eso trataremos más adelante en el trabajo.

Torres llegó al Occidente del país con el objetivo de clasificar a sus avispas a la postemporada, y su aporte sería clave en las aspiraciones de avanzar. Así fue, el intermedista, bate en mano, hizo lo que quiso con el pitcheo pinero. El primer juego desapareció la Team Mate en par de ocasiones e impulsó a cuatro compañeros, de esta forma ubicó a los suyos a un paso de la postemporada.

En el segundo choque y decisivo de los tres pendientes, por si fuera poco lo de su temporada, Torres conectó su noveno triple para igualar con una marca que le pertenecía a dos grandes del béisbol cubano, Amado Zamora y Omar Linares. En ese choque volvió a ser el jugador clave e impulsó a tres de sus compañeros para el plato.

“Santiaguito” no estuvo en una temporada más, sus guarismos de la competencia demuestran un crecimiento exponencial en sus resultados. Según el Twitter del colega Robiel Vega, estadístico de Las Tunas y colaborador del sitio Curiosidades del Béisbol, el indómito presenta algunos liderazgos interesantes con respecto a los otros primeros bates.

El del Oriente del país, con respecto al resto de hombres proas, domina el renglón de los jonrones con 13, demostrando que cumple con una de las máximas del béisbol moderno, que versa sobre la importancia de que todos los bateadores logren conectar batazos de largometraje. También domina los triples con nueve y los extrabases con 38.

En un cerrado duelo con Prieto logró llevarse los apartados de OBP (promedio de embasado) y carreras anotadas  con .466 y 81 respectivamente. Otro punto a su favor, que demuestra su capacidad de embasarse y anotar carreras, dos elementos indispensables en el juego. Además, se llevó el slugging y el OPS con .613 y 1079, esto de igual forma entre sus homólogos.

Para concluir el análisis y reforzar la idea de la posible inclusión de Santiago Torres como fuerte candidato a MVP de esta Serie Nacional, es importante establecer una comparación directa con su más directo rival, al cual derrota en varios renglones ofensivos.

AtletaAVGOBPSLGOPSEBCACICPRCCR
César Prieto.403.463.579104235785112283.8
Santiago Torres.363.466.613107938815612483.1

Si se analizan esos datos estadísticos, salta a la vista que la temporada del indómito es superior a la del elefante. Con dominio de apartados estadísticos medulares en el funcionamiento de un equipo, tales como las carreras anotadas, impulsadas y producidas. Además, demostró más fuerza y mayores posibilidades de embasarse.

De esta forma, si se defiende la idea de que César Prieto esté entre los candidatos a Jugador más Valioso de la temporada, también hay que tener en cuenta la figura de Santiago Torres como una propuesta fuerte a disputarle el galardón a Lisbán Correa.

3 comentarios en “HABLAN los números: nuevo candidato a MVP”

  1. Jose Miguel naranjo medina

    Yo pienso que Santiago torres tenga mas comentario por lo ha hecho esta temporada y pueda a aspirar a mvp de la temporada al que cesar y correa

  2. Cesar Prieto llena más un estadio (esas cosas no se miden) que este pelotero que presentan en una tabla diciendo que por dos tiene más CPR o por tres más OBP, eso ni es significativo estadísticamente, pero creo que el premio se lo darán al azul Correa, ser de la capital favorece.

  3. Esteban González Lugo

    Creo q es verdad, Santiago torres debe acompañar a César prieto en la discusión del MVP. Q va a depender en lo q haga cada equipo en la postemporada, el q más lejos llegue, debe ser el galardonado, claro, siempre q rinda para su equipo.

Responder a Jose Miguel naranjo medina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba