Houston vs Seattle: Lanzadores dominicanos HICIERON HISTORIA en Serie Divisional de Liga Americana

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Durante el segundo encuentro de la Serie Divisional de la Liga Americana entre Mariners y Astros celebrado el pasado jueves, cuatro lanzadores dominicanos vieron acción desde el montículo de manera consecutiva por el conjunto de Houston y el abridor por Seattle (Luis Castillo) también era quisqueyano.

Esta fue la primera vez en la historia que cuatro pitchers dominicanos lanzan uno detrás del otro en un juego de Serie Divisional y el lanzador abridor del equipo contrario igualmente es del mismo país. Son muchos los lanzadores de República Dominicana que se han desempeñado en las Grandes Ligas, pero esto nunca antes había sucedido.

Por los Astros el abridor fue el zurdo Framber Valdez, que lanzó 5.2 entradas permitiendo cuatro hits y dos carreras (ambas limpias). Además de regalar tres boletos y abanicar a seis rivales. Luego de Valdez aparecieron tres relevistas derechos. El primero en actuar fue Héctor Neris, que solamente lanzó 0.1 inning (dominando la bateador que enfrentó) y se llevó la victoria.

La actuación de Bryan Abreu también fue efímera (0.2 IP, 1 BB y 1 K). Al joven de 25 años de edad lo sustituyó Rafael Montero, que tiró 1.1 entrada otorgando un par de boletos y ponchando a un marinero. El choque lo cerró Ryan Pressly que se apuntó el juego salvado en la victoria 4×2 de su equipo.

Por los Mariners abrió el choque otro dominicano, Luis Castillo. El diestro aunque no lo hizo mal desde la lomita, cargó con la derrota. En 7.0 entradas le conectaron cinco imparables (dos jonrones), le anotaron tres carreras (limpias) y abanicó a siete contrarios. Utilizó 104 envíos (73 strikes), de estos 76 fueron a más de 97.0 mph, la mayor cantidad de un lanzador en cualquier salida en la era de seguimiento de lanzamientos (2008), regular o postemporada.

Este hecho pudiera repetirse próximamente. Tanto Valdez como los tres relevistas de los Astros deben volver a lanzar en esta Postemporada. Coincidir con que el lanzador rival también sea dominicano es lo más difícil, pero tampoco es imposible. Cada día son más los pitchers nacidos en la isla Quisqueyana que llegan a Las Mayores, por lo que igualar o superar este suceso es solo cuestión de tiempo.

Scroll al inicio