Por Álex Fernández Fernández

En Seattle no hizo mucha gracia que Javier Báez le diera semejante estacazo a George Kirby en la parte alta de la tercera. Porque ya en la recta final del campeonato, los Marineros pelean por un puesto al Wild Card en una lucha sin cuartel con Tampa Bay en la Americana.

Pero al Mago de Bayamón en Puerto Rico poco le importa el rival para demostrar que sigue vivo en la MLB, y que el currículum que logró con los Cubs no es tema del pasado.

En esta jornada aprovechó un slider del derecho lanzador, a 86 millas. Lo enderezó entre right y center, de línea, para poner arriba a los Tigres en el marcador 3×1.

Equivocación tremenda la del pitcher, que tenía a Báez en cuenta desfavorable, de dos strikes sin bolas.

Javy, quien ya dijo sí a los de Puerto Rico al Clásico Mundial de 2023, ha visto cómo sus números le colocan como el mejor bateador de una franquicia que discutió su última Serie Mundial en 2012 contra San Francisco. Veamos.

Es el primero en cuadrangulares con 17, carreras empujadas 66. Puesto de honor con .241 de average , dobletes (27), OBP con .282, y SLG con .399.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba