Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

En la novena entrada con el marcador 3×1 favorable al conjunto de Boston Tommy Pham le dio la bienvenida al lanzador Hunter Strickland disparando un doble. Dejando así la escena lista para que Devers en cuenta pareja de una bola y un strike despachara la esférica más allá de los límites por todo el jardín central.

El envío del relevista Strickland fue una sinker a 94.7 mph que el bateador zurdo y segundo en la alineación de los Red Sox no perdonó. La conexión de «Carita» salió a una velocidad de 105 mph y recorrió una distancia de 413 pies (ángulo de 27⁰). El cuadrangular de dos carreras fue la clásica puntilla, pues abrió el marcador a 5×1 en el último inning. Aunque Cincinnatti marcó un par en su último turno, el batazo de Devers terminó siendo definitivo.

Devers se fue en el choque de 4-1, con una carrera anotada, dos remolcadas y se tomó un par de ponches. Además de los 27 bambinazos en la contienda, ahora acumula 84 Impulsadas y presenta una línea ofensiva de .292/.351/.530/.881 en 128 desafíos en los que ha visto acción este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba