Pito y Moncada LUCEN con JONRONES, la Adolismanía crece en Texas. Resumen cubano MLB

May 30, 2021

Aliet Arzola Lima

En la larguísima historia de MLB, solo seis peloteros han conseguido tres lideratos consecutivos de carreras empujadas. Ty Cobb (1907-1909), Babe Ruth (1919-1921) y Cecil Fielder (1990-1992) lo lograron en la Liga Americana, mientras Rogers Hornsby (1920-1922), Joe Medwick (1936-1938) y George Foster (1976-1978) rubricaron la hazaña en el viejo circuito.

Como pueden ver, un fenómeno de este tipo no se da desde hace casi 30 años, pero podríamos estar más cerca de lo que imaginamos de volver a verlo. El gran responsable es el cienfueguero José Abreu, quien después de comandar la Liga Americana en impulsadas durante los dos últimos año, pretende ahora revalidar su corona.

Quizás por su bajo ritmo al inicio de la temporada algunos pensaron que sería imposible para el reinante MVP repetir los números de contiendas anteriores, pero todos se equivocaron. “Pito” está metido de lleno en la batalla por el título de los remolcadores, sobre todo después de una jornada monstruosa en la que le impulsó cinco anotaciones a los Orioles.

Abreu castigó sin piedad al pitcheo de Baltimore en la doble cartelera de este sábado, en la que los Chicago White Sox se llevaron par de victorias y se asentaron en la cima de la División Central de la Liga Americana. El Fenómeno de Mal Tiempo bateó cuatro cohetes en seis turnos, incluido un doble (siete) y un jonrón (11), anotó par de veces y mejoró sus promedios a .271/.357/.518.

Pero lo más importante es que Abreu asaltó el liderato de remolques (45) en las Mayores, superando en la pelea a Rafael Devers (Boston-43) y Trey Mancini (Baltimore-42). El cienfueguero es el tercero que más carreras ha impulsado (26) en mayo, solo superado por Adolis García (Texas) y Austin Meadows (Tampa), ambos con 27.

Yoan Moncada no quiso ser menos en la fecha y se fue de 5-3 con tres anotadas, dos impulsadas y par de boletos en el doble juego. El antesalista rompió una sequía de 115 comparecencias sin conectar jonrón tras despachar más allá de los límites un slider de 84 millas del derecho Shawn Armstrong. Tras la larga jornada, Moncada batea .284/.419/.420.

Yasmani Grandal, por su parte, negoció tres boletos entre los dos partidos y anotó una carrera, aunque no pegó ningún imparable en cuatro turnos oficiales, por lo que sus promedios quedaron en .135/.393/.344. No obstante, el dato más llamativo es que se convirtió en el primer receptor de los White Sox que inicia los dos juegos de una doble cartelera desde Carlton Fisk, quien lo hizo el 23 de junio de 1989 vs. Milwaukee, según Elias.

LA ADOLISMANÍA SIGUE CRECIENDO EN TEXAS

Los Rangers no van a ningún lado esta temporada, pero al menos les quedará el consuelo contar con el novato más espectacular de las Mayores en la presente temporada. José Adolis García va lanzado por el premio de mejor debutante de la Liga Americana luego de dos meses de ensueño, en los que superado todas las expectativas.

Adolis lidera a todos los novatos del joven circuito en jonrones (16), impulsadas (41), extrabases (20), slugging (.602) y OPS (.932), además de ser segundo en hits (50) y anotadas (27). Pero lo mejor es que el avileño no parece tener intensiones de bajar el ritmo.

Este sábado consiguió su tercer partido de tres imparables en el mes de mayo, se robó una base y anotó una carrera, aunque no pudo impedir la derrota por la mínima (3-2) de Texas ante Seattle. Ahora Adolis promedia .292/.330/.602.  

El resto de los cubanos que vieron acción en la jornada sabatina terminaron de la siguiente manera:

Randy Arozarena: Después de una serie negativa ante Kansas (sin hits en ocho turnos), el chico de las botas del poder despertó este sábado a última hora en el Tropicana Field, donde su equipo utilizó unas camisetas retros de los Devil Rays.

Arozarena comenzó lento, muy lento, tanto que se tomó tres ponches en sus tres primeros turnos, pero abriendo el octavo inning y con el duelo empatado, se apoyó en su velocidad para conseguir un infield hit crucial, pues luego anotaría remolcado por otro imparable de Austin Meadows.

Esa fue la carrera de la ventaja para los Rays, que añadieron otra en esa misma entrada y garantizaron su decimocuarta victoria en los últimos 15 partidos. Esa racha les ha permitido encaramarse en la cima del Este de la Liga Americana, media raya por delante de Boston.

Tras 49 partidos y 189 turnos ofensivos, Arozarena promedia .265/.355/.423, con 16 extrabases, 34 anotadas, 26 remolques y seis bases robadas. Sus números no son malos, pero necesita más consistencia si quiere verdaderamente aspirar al Novato del Año.

Jornada de uniformes retros en Tampa. Foto: Twitter Tampa Bay Rays,

Yandy Díaz: Si Arozarena marcó la carrera de la victoria este sábado, Yandy anotó dos veces para poner delante a Tampa contra Philadelphia. El villaclareño se embasó tres veces (dos por boleto y una por imparable al derecho) y en dos de esas ocasiones consiguió pasar por la registradora, remolcado primero por jonrón de Meadows y luego por sencillo de Ji Man Choi.

Yandy tiene solo dos hits en sus últimos 21 turnos al bate, aunque en ese lapso ha negociado seis boletos. De cualquier manera, ha visto cómo sus promedios han caído hasta .256/.387/.299.

Por cierto, como dato positivo, Yandy fue uno de los pocos bateadores de los Rays que no se ponchó este sábado ante los Phillies, en una tarde en que se tomaron 16 chocolates de manera global. Esta es la tercera vez en los últimos 16 días que se ponchan 16 veces en un partido. Además, por quinta ocasión en la historia de la franquicia cuatro jugadores se toman tres ponches o más en un partido, algo que les ocurrió por última vez el 21 de septiembre del pasado año contra los Mets.

Jorge Soler: Fue sustituido en el segundo inning de la derrota de Kansas ante Minnesota por molestias en la ingle, según reporta Royals Review, donde aseguran que esta lesión le puede servir al cubano para tomarse el tiempo libre que necesita.

Soler falló en su primer y único turno de la jornada con un flojo elevado a la inicial, por lo que sus números siguieron en picada: línea ofensiva de .178/.257/.314 en la temporada, con un OPS de .474 en el mes de mayo. Debacle total.

Yadiel Hernández: Tuvo un turno como emergente en el primer partido de la doble cartelera entre Washington y Milwaukee, y falló al poncharse contra los envíos de Freddy Peralta. En el segundo duelo de la jornada volvió a salir desde la banca y entonces sí aprovechó su oportunidad con cohete al central.

No obstante, los Nats perdieron los dos choques del día y se hundieron un poco más en el sótano del Este de la Liga Nacional. Yadiel está bateando .290/.338/403 en 62 turnos oficiales, con 17 imparables, ocho anotadas, cuatro remolques y par de cuadrangulares.  

Guillermo Heredia: “El Conde” anotó las dos únicas carreras de Atlanta en la derrota por paliza (13-2) ante los Mets. El matancero se embasó dos veces por doble (11) y boleto, y en ambas ocasiones logró pasar por la registradora. A la altura del sexto, con la pizarra todavía cerrada, Heredia anotó la primera de su equipo por un boleto con las bases llenas a Freddie Freeman.

En el octavo, ya con el marcador desbalanceado, el yumurino abrió la entrada con boleto y fue impulsado por sencillo de Ozzie Albies. Heredia mantuvo altos sus parámetros ofensivos, con promedios de .293/.384/.520, por mucho los más consistentes desde que debutó en las Mayores hace cinco años.

Aledmys Díaz: El villaclareño fue el único cubano de los Astros que alineó este sábado contra los Padres, que se llevaron la victoria luego de 12 entradas de lucha con cierta dosis de dramatismo, pues perdían 3-6 en el noveno, cuando Fernando Tatis Jr. empató las acciones con jonrón de tres carreras.

Aledmys se tomó dos ponches y falló cuatro veces en el partido, aunque consiguió un imparable al izquierdo en el octavo capítulo, y en el décimo recibió boleto intencional. Ahora sus números de la temporada quedaron de la siguiente manera: .255/.311/.388.

Por Houston no jugaron este sábado los cubanos Yuli Gurriel (inflamación en el dedo medio de su mano izquierda) y Yordan Álvarez (molestias en la muñeca derecha), quienes se han visto afectados por distintas lesiones.

Raisel Iglesias: Aunque no existía oportunidad de salvamento, los Angels enviaron al pinero a la lomita para liquidar las acciones del noveno episodio con cuatro carreras de ventaja. El cerrador antillano respondió al llamado de Joe Maddon con un inning perfecto, en el que necesitó solo nueve lanzamientos (siete strikes) para sacar de circulación a tres rivales.

Un elevado al central de Jed Lowrie, un ponche a Mark Canha y un roletazo al cuadro Tony Kemp fue el gasto ofensivo de Oakland contra Raisel, quien se apoyó en envíos de más de 97 millas y en el contraste con su slider y cambio de velocidad. Ahora Iglesias tiene efectividad de 4,58 en 19,2 entradas de labor, en las que le batean .257.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *