Por Marcos Conde

La franquicia de Colorado contrató al habanero buscando suplir la baja de la que había sido una de sus principales estrellas en los últimos años. Con Candelita sumaban un excelente torpedero defensivo, con experiencia en la liga y con buenos momentos productivos a la ofensiva. Poco más de dos meses de competición después ha cumplido con creces.

Antes de Iglesias otros seis cubanos habían vestido los colores de los Rockies: Rolando Arrojo (2000), Vladimir Núñez (2004), Eli Marrero (2006), Liván Hernández (2008), José Ariel Contreras (2009) y Yonder Alonso (2019). Curioso que ninguno jugó más de una temporada en este equipo.

Tras haber participado en 49 juegos en lo que va de campaña el short stop cubano lidera varias estadísticas de por vida entre los nacidos en la isla que han jugado en Colorado, estas son los hits (55), dobles (13), carreras impulsadas (17), anotadas (19) y average (.307).

Con más de la mitad de la temporada por delante Candelita podría aumentar estas diferencias y llegar a quedarse con otros lideratos como el de juegos participados en manos de Yonder Alonso con 54 y los de boletos recibidos y bases robadas en poder de Eli Marrero con 11 y 3 respectivamente.

De conseguirlos, que no debería tener problemas para hacerlo sobre todo si sigue con su buen rendimiento actual, no sería descabellado hablar de que Candelita es el mejor de los cubanos en haber jugado para esta franquicia en cuanto a resultados.

Queda esperar y disfrutar de los triunfos del carismático pelotero que están por llegar, donde quiera que juegue, porque José Iglesias es sin dudas historia viva y referente entre todos los cubanos que han jugado en Las Mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba