¿Y la Aplanadora de Antonio Pacheco qué? ¿No existió?

Cuando en las redes sociales se leen tantos reclamos al respecto, uno puede palpar que no es un invento frívolo

Cuando en las redes sociales se leen tantos reclamos al respecto, uno puede palpar que no es un invento frívolo
Cuando en las redes sociales se leen tantos reclamos al respecto, uno puede palpar que no es un invento frívolo (web screen shot)

Por Alexander García

Parece la historia de nunca acabar la que se refiere a la programación deportiva en Telerebelde; día tras día, sin ningún tipo de compasión- respeto por el público- sacan una nueva debajo de la manga… ¿la última?, bueno, cuando el pasado miércoles se retransmitió la final de la Serie Nacional 59 entre Camagüey y Matanzas, muchos pudieran creer que la pelota cubana existe desde el 2010 para acá, que solo se juega desde entonces, pues desde Industriales – Villa Clara, solo se han trasmitido partidos de campeonatos de esta última década.

¿Desmemoria o qué?, surge la pregunta  y resulta imposible entender, los aficionados comienzan a reclamar, para mayor contradicción, este período es el más crítico de la pelota cubana.

Si con el inicio del siglo la pelota criolla tocó una pauta de calidad, quizás como nunca antes y en los diez primeros años, todo supo a gloria, lo cierto es que el decenio posterior solo ha traído decepciones, aun así, los chicos de la programación deportiva, por pereza, por absurda política editorial, por vacíos en la parrilla de programación, por esto y por aquello, aun así, tal parece que desde aquella final entre Sanctis Spiritus y Holguín, los otros duelos entre Villa Clara e Industriales, ( 2003, 2004); Industriales- Santiago o Santiago y Habana, se esfumaron así, como sí nada; digo más, pienso incluso que el infatúo fantasma del regionalismo se impone y la cuestión transita por el rechazo a las Avispas.

Con el respeto de todos señores, no hubo en este período un elenco más potente que la segunda versión de la Aplanadora, la dirigida por Antonio Pacheco; si el siglo XX terminó con Santiago como rey, tras la mítica final ante Industriales en el Latino, la nueva era, coló a los del Oriente también en los más alto.

Pudiera parecer algo casual, medio inventado, medio real, pero no, miren a los hechos y precisen a ver cuál juego han dado que tenga de protagonista a los santiagueros; es así y en verdad no creo en las casualidades, tal vez sea, como siempre, por la cantidad de “ desertores” que estaría otra vez en las pantallas, Mustelier, Olivera, José Julio, Yadel Martí, Cañizares, Kendrys Morales; pienso, medito, siento asco otra vez, puede ser por eso, igual no entiendo y pienso que el tema del regionalismo es la clave.

Cuando en las redes sociales se leen tantos reclamos al respecto, uno puede palpar que no es un invento frívolo esto que viene al tema pues el asunto empieza a rodar con fuerza, ya que se ha vuelto comidilla en varios grupos de Facebook.

Si a esto se le suma el hecho de que en muchos de los juegos ofrecidos por televisión se han realizado cortes de manera insidiosa, para borrar la imagen en alguna jugada clave de un jugador determinado, como fue el caso de Yuliesky Gurriel en el ya mencionado juego entre Sanctis Spiritus y Holguín en 2002; si se añade esto como leña para atizar el fuego, la cosa es de apaga y vámonos…

Los patrones de orden son los mismos de siempre, el maquiavelismo, la manipulación,  la censura y todas las calamidades que se derivan de ello… Al parecer volvemos al punto.

Nos vemos a la vuelta.

2 Comments

  1. El problema es que los encargados de trasmitir juegos donde han participado peloteros que como Marti, Camilo, Fidel y muchos, muchísimos cubanos honestos emigraron no tienen educación política alguna. Son energúmenos

  2. Alexander, aquí nada es casual, primeramente, saludos por tus comentarios y reflexiones sobre nuestra pelota.
    Tenemos un problema muy serio, seguimos llamando (desertor) a todo aquel que el único daño que le va a hacer al Estado, es probarse en el mejor Base ball del mundo y mejorar sus condiciones de vida, que está visto que cuando los que mandan lo entienden, te «retiran» si avisar y pasas al olvido, pero, la Historia nadie la puede borrar por mucho que lo intenten.
    Muy fresco el caso, Matanzas Campeón y nadie hace alusión a Víctor Mesa, que con su llegada le hizo creér a sus jugadores que podían y los llevó a sub-campeones, ¿el motivo?, Víctor no vive en Cuba.
    Está bueno de endilgarle la palabrita»desertor» a todo el que sale del pais a buscar porvenir, primero, porque está aplicada con animo de hacer daño y no decir la realidad y me remito al Diccionario de la Real Lengua española:
    Deserción: acción de desertar
    Desertar; Abandonar el soldado la bandera: nuestros peloteros nunca han abandonado su bandera y se sienten orgullosos de su pueblo y de su tierra y finalmente, no son soldados. Cuando se dice «soldados de la Revolución», eso es una metáfora que se utiliza para menospreciar a los que salen a buscar un porvenir y por último. Desertor: Soldado que deserta. Nuestros peloteros no tienen nada de desertor, ni son desertores. Basta de confundir a ver si nuestra pelota vuelve a los planos estelares de los que nunca debió desaparecer.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*