LA SACARON Leonys y JM Fernández, joya de Odrisamer, Viciedo duplica. Cubanos en Asia

Dayán Viciedo se fue de 5-2, con sencillo y su séptimo doblete del año.

Dayán Viciedo se fue de 5-2, con sencillo y su séptimo doblete del año
Dayán Viciedo se fue de 5-2, con sencillo y su séptimo doblete del año. (Web Screen Shot)

Por Juan Páez

La jornada de este jueves fue de gracia para los cubanos que militan en Corea y Japón. En el Béisbol Profesional Nipón (NPB, sus siglas en inglés), Leonys Martín mostró todo su poder por segundo día consecutivo, mientras que en la Organización Coreana de Béisbol (KBO, sus siglas en inglés), José Miguel Fernández también sacó la bola del parque y Odrisamer Despaigne brilló desde el montículo.

Comenzando por Japón, Martín no pudo evitar la derrota del Chiba Lotte Marines 4-3 contra el Tohoku Rakuten Golden Eagles pese a una buena demostración ofensiva. El jardinero derecho ligó de 3-1, con su séptimo cuadrangular de la temporada, una remolcada, una anotada, una base por bolas y un ponche.

Martín dejó su línea en .279/.405/.500 tras 35 juegos en 2020. Quedó a un solo vuelacerca de empatar a Leslie Anderson, con 22, en el octavo lugar de todos los tiempos entre todos los cubanos que han jugado en el circuito japonés.

En el empate entre el Chunichi Dragons 4-4 contra el Hiroshima Toyo Carps, Dayán Viciedo se fue de 5-2, con sencillo y su séptimo doblete del año. Remolcó par de carreras (para llegar a 29 en 35 enfrentamientos) y recorrió el diamante en una ocasión. El inicialista, quien alcanzó los 41 imparables en la campaña, mejoró sus promedios a .304/.347/.556.

Sus compañeros también destacaron en la liga japonesa. El receptor Ariel Martínez salió como bateador emergente y disparó un sencillo, con una anotada. Su línea sigue siendo bastante sólida, con unas frecuencias de .333/.397/.474. En el plano monticular, Raidel Martínez se apuntó su quinto hold de la zafra, en labor de 1.0 entrada en blanco, aunque permitió un hit y otorgó dos pasaportes.

Esta es la aparición número 14 del año para él con el Chunichi, que suma una victoria y cuatro salvamentos. Ha permitido nueve indiscutibles en 14.0 innings, con siete bases por bolas, seis retirados por la vía del tercer strike y solo una carrera limpia.

Brillaron en Corea

Odrisamer Despaigne estuvo inmenso en el morrito y guio al KT Wiz al triunfo 4-1 sobre el Kia Tigers. Se llevó su octavo lauro del año (8-5), tras lanzar 7.0 capítulos de ocho inatrapables, una carrera limpia, un boleto y ocho chocolates repartidos. Realizó 107 pitcheos y dejó su efectividad en 4.20. Esta decisión victoriosa representó la cuarta en sus últimas cinco aperturas.

Esta fue la segunda salida consecutiva de categoría para el derecho cubano, quien tiene un salgo general de 28 bases por bolas y 83 ponches. En sus dos últimos inicios, suma 13.2 episodios de 12 hits, dos anotaciones merecidas, cinco bases por bolas y 11 guillotinados (1.32 de efectividad).

En el caso de José Miguel Fernández, este tuvo un respiro de su reciente slump, en la derrota sufrida por el Doosan Bears 8-5 ante el Kiwoom Heroes. El veterano bateador designado dio su estacazo de vuelta completa número 13 y se fue en total de 3-1, con par de impulsadas, una anotada, una transferencia y un ponche.

Luego de 70 enfrentamientos, Fernández acumula 103 imparables, con 18 dobles, los 13 jonrones, 51 empujadas y 59 recorridos al diamante. Presenta una línea de .364/.432/.565.

Lamentablemente, ha perdido mucho terreno en la lucha por el título de bateo, pues el dominicano Mel Rojas Jr., actual líder del departamento de average, promedia .387. El cubano batea solo para .190 en sus últimos seis desafíos, producto de apenas cuatro hits en 21 viajes legales al box, aunque con par de dobletes y un bambinazo.

Recuerde que este y todos los resúmenes que envuelvan jugadores cubanos los encuentra persiguiendo este enlace, o sea, dando clic aquí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*