TODOS los MVP latinos en Grandes Ligas: 2 cubanos en la lista

Son 14 los latinos que han ganado el premio MVP en la historia de las Grandes Ligas. José Altuve, en 2017, fue el último. ¿Quién será el próximo?

Son 14 los latinos que han ganado el premio MVP en la historia de las Grandes Ligas. José Altuve, en 2017, fue el último. ¿Quién será el próximo?
Son 14 los latinos que han ganado el premio MVP en la historia de las Grandes Ligas. José Altuve, en 2017, fue el último. ¿Quién será el próximo? (web screen shot)

Por Juan Páez

En las Grandes Ligas, hay año a año un galardón que premia la actuación individual más destacada alrededor de toda la pelota: el Jugador Más Valioso. Es una distinción que se entrega en cada liga desde 1911, pero son relativamente pocos los latinos que han tenido la oportunidad de alzar ese trofeo. En específico, son apenas 14.

Hace algunos días, se publicó en SwingCompleto todos los latinos ganadores del premio Cy Young y recordamos que fue Mike Cuéllar quien les abrió la puerta de los latinoamericanos. Esta vez traemos a la memoria que el primer pelotero nacido en la región en capturar el MVP fue también un cubano: Zoilo Versalles, con los Mellizos de Minnesota en 1965.

Versalles fue el catalizador de los gemelos en aquella campaña para que estos llegaran por primera vez a la Serie Mundial. En esa época, no había divisiones, pues solo existían la Liga Nacional y la Liga Americana; por lo tanto, los dos mejores clubes de la ronda regular se batían por el título de campeón. Y aunque esa vez los Mellizos perdieron contra los Dodgers de Los Ángeles, el cubano fue la chispa de su conjunto para llevarlos a la cita definitoria.

El Zorro sonó 182 hits y lideró el joven circuito en dobles (45), triples (12) y en anotadas (126). Tuvo 19 jonrones, impulsó 77 y robó 27 bases en 160 juegos. Tales números le valieron la distinción casi de manera unánime, pero lo evitó su coterráneo Tony Oliva, quien fue el único otro pelotero que sumó votos al primer lugar.

Después de Versalles

Inmediatamente después de que el antillano se coronara, Roberto Clemente lo hizo en 1966 con los Piratas de Pittsburgh, gracias en parte a una gran línea de .317/.360/.536 a lo largo de 1966 compromisos. Fue el único MVP que ganó el puertorriqueño en su carrera de 18 campañas.

Su compatriota Orlando Cepeda lo obtuvo al año siguiente, con los Cardenales de San Luis en 1967, cuando lideró la Nacional en impulsadas (111) y terminó con OPS de .923 en 151 desafíos. Fue la última vez que Peruchín, uno de los inmortales boricuas, fue al Juego de Estrellas.

El panameño Rod Carew, en medio de la ilustre carrera que lo llevó a Cooperstown, terminó la sequía de 10 años que llegó después de Cepeda. Con los Mellizos, fue el Más Valioso de la campaña 1977, gracias a 239 imparables, 38 dobles, 16 triples, 100 remolcadas y una línea de .338/.449/.570. Posteriormente, en 1984, el boricua Willie Hernández sorprendió a todos, ganando el MVP y el Cy Young por su labor como cerrador de los Tigres de Detroit.

Llegó Canseco

En 1988, José Canseco emergió con lo mejor de su juego. Ser el primer 40-40 en la historia de las Mayores, además de impulsar 124 carreras para los Atléticos de Oakland, le valió la distinción unánime al MVP en la Liga Americana. Fue, hasta ahora, el último cubano en obtener el reconocimiento.

No hubo latino vencedor en las votaciones por el mencionado galardón hasta que, en 1996, Juan González tuvo una monstruosa campaña ofensiva de casi 50 jonrones y 150 remolcadas, además de 1.011 de OPS.

El puertorriqueño repitió en 1998, también con los Rangers de Texas, y se convirtió en el primer latino en ser Más Valioso en múltiples ocasiones. En esa misma zafra, Sammy Sosa consiguió el MVP en la Nacional, con los Cachorros de Chicago.

Antes de cerrar el milenio anterior, en 1999, Iván Rodríguez también se llevó el premio con los Rangers.

El ahora inmortal superó por poco a Pedro Martínez en los comicios, gracias a brillar con 35 cuadrangulares, 113 fabricadas, 116 anotadas, .332 de promedio con el madero e incluso 25 bases robadas.

El dominicano Miguel Tejada jugó cada encuentro de la campaña regular con los Atléticos, consiguió 204 hits, 30 dobles y 30 vuelacercas para hacerse del trofeo en 2002. Su compatriota Vladimir Guerrero, ahora con una placa en Cooperstown, se llevó la distinción dos años más tarde (2004), en su primera temporada con los Angelinos de Anaheim.

Una campaña después, en 2005, comenzó el reinado de Albert Pujols. El también quisqueyano es uno de 11 peloteros en la historia con tres o más galardones al Más Valioso. El potencial miembro del Salón de la Fama fue el MVP en 2005, 2008 y 2009, año en el que lo consiguió de manera unánime.

Desde entonces, el venezolano Miguel Cabrera reinó en 2012 y en 2013. En el primero MVP de los dos torneos logró la triple corona de bateo, mientras que en 2013 sacó 44 pelotas del parque, remolcó 137 rayitas y fue champion bate.

En 2017, su coterráneo José Altuve se convirtió en el hasta ahora último latinoamericano en ganar el premio.

En total, además de los 14 latinos, fue un cubano en ganarlo primero (Versalles), dos hijos de la mayor de las Antilas en la lista (Versalles y Canseco) y tres jugadores con múltiples trofeos MVP (González, Pujols y Cabrera).

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es https://swingcompleto.com/ está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*