Por Álex Fernández Fernández

En esta oportunidad, el batazo para el  vuelacerca número 28 sonó como un bombazo cuando salió la bola rechazada por el madero. Había quedado alta la recta cortada de Alexander. Festejó J-Rod con los de su dugout, en señal de poderío. Batazos similares dio en aquel derby de jonrones del Juego de las Estrellas en Los Ángeles, donde finalmente perdió la final con su coterráneo Juan Soto.

Los Marineros, que van dispuestos a ganarle a los Blue Jays en el duelo de los ganadores del Wild Card rumbo a la postemporada, cifran en Julio sus mayores esperanzas. Es el segundo del equipo en cuadrangulares (28), tercero en impulsadas con 75, segundo en dobles (25), y primero en slugging con .510. Con su más reciente bambinazo puso por sexta ocasión delante a su equipo en el marcador en situaciones de empate, según la transmisión de televisión.

Sin más, el jonrón 28 de J-Rod. ¿Cuántos podrá dar en el play-off?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba