Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Es muy probable que sea el jardín izquierdo la posición que cuenta con la mayor cantidad de bateadores extraclases. Ver a grandes luminarias como Goose Goslin, Tim Raines, Ralph Kiner, Jim Rice, entre otros que defendieron esta posición sin ser incluidos en un top 10, es algo increible. Pero no tengo espacio para más, solo 10 y les aseguro que los que elegí también fueron superestrellas en sus respectivas épocas. Estos son mis 10 favoritos:

1- Ted Williams: «The Kid» es probablemente el mejor bateador que haya existido en la historia de las Grandes Ligas. En 2 ocasiones fue MVP de la Liga Americana ( 1946 y 1949 ), ganó 2 Triple Coronas, 6 títulos de bateo, 5 veces fue nombrado Jugador del Año en las Ligas Mayores y participó en 19 Juegos de Estrellas. En su carrera tuvo promedio de bateo de .344, con 521 jonrones, 1839 carreras impulsadas y su OBP de .482 es el mejor de todos los tiempos. Williams perdió tres años debido al servicio militar, sirviendo a la segunda guerra mundial. Se cuenta que en una ocasión Ted comentó: «Todo lo que quiero de la vida es que cuando camine por la calle la gente diga: Ahí va el mejor bateador que jamás haya existido». Williams lideró la Liga Americana en OBP 12 veces en total, incluyendo cada temporada que jugó desde 1940 a 1949, cuando se perdió como ya mencioné anteriormente tres años completos debido a su servicio en los Marines. Williams también lideró la Liga Americana en jonrones en cuatro ocasiones, y su porcentaje de slugging de .634 en su carrera es solo superado por Babe Ruth. En su tercera temporada de Grandes Ligas en 1941, Williams bateó .406, convirtiéndose en el último jugador de Grandes Ligas en alcanzar la marca de .400. Entró al último día de la temporada con un promedio de bateo de .399.5, que se redondearía a .400 en los promedios finales. Pero Williams insistió en jugar en la doble cartelera del último día contra los Atléticos de Filadelfia, bateando de 8 – 6 para alcanzar la marca de .400 con puntos de sobra.

2- Barry Bonds: Mi jugador favorito de los últimos 40 años……y más. El más completo de todos los que he podido ver. Sobre Barry Bonds, sus logros y juegos memorables se puede escribir infinitamente. Aunque para algunos todas sus hazañas quedan opacadas por el supuesto uso de esteroides ( tema aparte ). Particularmente lo ví jugar desde sus comienzos y no tengo la más mínima duda de su talento y condición para ser un inmortal de Cooperstown ( otro tema aparte ). Estadísticamente, Bonds es el mejor jugador de todos los tiempos, pero no quiero ser tampoco la manzana de la discordia, Ted Williams es sagrado por mérito propio, lo coloqué en el #1 por varias razones ( mi criterio ). Bonds en 22 años de carrera, tuvo un promedio de .298, con 762 jonrones ( líder histórico ), 1996 carreras impulsadas, 2227 carreras anotadas, 2935 hits, 601 dobles, 77 triples, 514 bases robadas ( sí, leyó bien, +500 BR ), 2558 bases por bolas ( líder histórico ), sus 688 bases por bolas internacionales también son la mayor cantidad de todos los tiempos y un porcentaje de .444 de embasado. Fue seleccionado para el equipo All-Star 14 veces, comenzando en el jardín izquierdo en 11 de ellas. También ha ganado un récord de siete premios MVP, incluidos cuatro consecutivos desde 2001 hasta 2004. Ganó 12 premios Bate de Plata, dos títulos de bateo, 10 títulos de OBP y siete títulos de porcentaje de slugging. Además, fue un gran jugador defensivo, ya que ganó ocho premios Guante de Oro consecutivos desde 1990 hasta 1998. Sin embargo, nunca ganó un campeonato de Serie Mundial ( los Giants perdieron ante los Angels en 2002 ). Finalmente, una cosa que mucha gente olvida sobre Bonds es que aún habría sido uno de los mejores jugadores sin esteroides, ya que ganó tres premios MVP a principios de los 90 antes del supuesto consumo de estas sustancias. ¡ Ah, casi lo olvido ! También ganó un HR Derby y fue seleccionado 3 veces Jugador del Año en las Ligas Mayores.

3- Stan Musial: «The Man» ( como se le conocía ), uno de los mejores bateadores de la historia, para mi gusto lo incluyo en mi top 5, junto a Ruth, Cobb, Williams y Bonds ( bateadores ). Imagínense una «mala» temporada bateando .315 de promedio. Así catalogaron algunos medios de la época la temporada de Musial en 1942. Ese año bateó .315 como jardinero izquierdo regular de los Cardinals, una de las dos únicas veces que cayó por debajo de la marca de .320 en sus primeras 12 temporadas completas en Grandes Ligas. Los Cardinals ganaron la Serie Mundial ese año, y la próxima temporada Musial ganó su primero de los tres premios al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional por llevar a los Cards de regreso a la Serie Mundial, donde perdieron ante los Yankees. Musial y los Cardinals volvieron a ganar la Serie Mundial en 1944, y después de ausentarse en 1945 para servir en la Armada, Musial ganó su segundo MVP en 1946 mientras conducía a St. Louis a su tercer título de Serie Mundial en cinco temporadas. Tuvo su mejor campaña ofensiva en 1948, bateando para un récord personal de .376 mientras se perdía la Triple Corona por solo un jonrón. Ganó su tercer y último MVP ese año. La siguiente temporada, Musial terminó segundo en la votación de MVP por la primera de tres temporadas consecutivas y jugó en su sexto Juego de Estrellas. Durante los últimos 14 años de su carrera, Musial jugaría en 18 Juegos de Estrellas más ( dos por temporada desde 1959-62 ). Sus 24 selecciones en el Juego de Estrellas son un récord, igualado con Hank Aaron. Hizo una carrera por el título de bateo de la Liga Nacional en 1962 a la edad de 41 años antes de conformarse con el tercer lugar con un promedio de .330, perdiendo su octavo título de bateo de la Liga Nacional por 16 puntos. Cuando se retiró después de la temporada de 1963, Musial tenía un récord de la Liga Nacional de 3630 hits, 1815 en casa y 1815 como visitante, y un promedio de bateo de .331. «A menos que des todo lo que tienes, no tiene ningún sentido jugar», dijo Musial, quien fuera seleccionado también en par de ocasiones Jugador del Año en las Ligas Mayores.

4- Rickey Henderson: Mi primer bate favorito ( y el de la mayoría ). Si «Man of Steal» se embasaba, era un hecho que al menos avanzaría una base y muy probablemente terminaría anotando carrera de alguna manera. Pero no solo eso, tenía poder en sus muñecas para llevar la bola fuera del parque, 297 jonrones en su carrera no es una cifra común para un leadoff hitter. Rickey fue 10 veces All-Star, Guante de Oro ( 1981 ), tres veces Bate se Plata, Jugador Más Valioso de la Liga Americana ( 1990 ) y ganó dos títulos de Serie Mundial ( con Oakland en 1989 y con Toronto en 1993 ).En su carrera tuvo un promedio de bateo de .279, con 3055 hits, 1115 carreras impulsadas, 2295 carreras anotadas ( líder de todos los tiempos ), 1406 bases robadas ( líder de todos los tiempos ), .401 de OBP, .419 de SLG y .820 de OPS. Rickey era todo un espectáculo en el terreno de juego, uno de esos jugadores por los que el aficionado paga con satisfacción para ir a verlo jugar.

5- Pete Rose: El líder en hits de todos los tiempos no está en el Salón de la Fama de Cooperstown, pero lo invitan al recinto histórico para que firme autógrafos y le ofrezca otros souvenirs a los aficionados, algo irónico, pero que demuestra la grandeza de este emblemático jugador de béisbol. Apodado «Charlie Hustle» luego de que Ford y Mantle lo vieran correr a la inicial al recibir una base por bolas. Rose en 1963 fue nombrado Novato del Año y diez años después ganó el premio MVP. Fue seleccionado a 17 Juegos de Estrellas, ganó 2 premios Guante de Oro, un premio Bate se Plata, 3 títulos de bateo y 3 títulos de Serie Mundial, resultando MVP en el clásico mío otoñal de 1975. Rose fue una de las figuras principales de la Gran Maquinaria Roja ( Reds ) de la década de los 70’s. Además se ser el líder de todos los tiempos en hits conectados ( 4256 ), también lidera los departamentos de: partidos jugados con 3562, comparecencias al bate 15890 y veces al bate 14053. En 24 años de carrera en Las Mayores tuvo un promedio de bateo de .302 y conectó 746 dobles. Lideró la Liga Nacional en carreras anotadas en 4 ocasiones, 7 veces en hits, 5 en dobles y 2 en OBP. En postemporada promedió .321 de bateo. Rose se desempeñó en varias posiciones, fue un jugador muy útil, en los jardines jugó 1327 encuentros ( 673 en el LF ).

6- Joe Jackson: «Shoeless», como se le conoce, es uno de los mejores bateadores de todos los tiempos. En su carrera de 13 años, tuvo un promedio de .356, con 54 jonrones, 785 carreras impulsadas, 873 carreras anotadas, 1772 hits y 202 bases robadas. Sin embargo, su carrera se truncó porque no se le permitió jugar, ya que fue acusado de ser parte del escándalo de los Black Sox. Su promedio de por vida de .356 ocupa el tercer lugar de todos los tiempos, ya que solo está detrás de Ty Cobb y Rogers Hornsby. Terminó entre los cinco primeros en la votación de MVP tres veces, incluida una votación de segundo lugar en la temporada de 1913. Jackson fácilmente habría tenido más de 3000 hits ya que solo tenía 30 años cuando no se le permitió jugar. En 1917 ganó el título de Serie Mundial. El Gran Babe Ruth afirmó en más de una ocasión que su modelo a seguir en el plato era Jackson.

7- Al Simmons: Durante sus primeros nueve años, desde 1924 hasta 1932, todos con Filadelfia, Simmons lideró a todos los bateadores de las Grandes Ligas con 1796 hits y 343 dobles, mientras que ocupaba el segundo lugar con 1157 carreras impulsadas y el cuarto detrás de Babe Ruth, Lou Gehrig y Hack Wilson con 208 jonrones. En ese tiempo, Simmons bateó .358 y slugugging de .590 en 5019 turnos al bate. Simmons, un favorito de Connie Mack y una fuerza impulsora detrás de los tres veces ganadores del banderín de la Liga Americana de los Atléticos desde 1929 hasta 1931, ganó títulos de bateo de la Liga Americana en 1930 ( .381 ) y 1931 ( .390 ). Tiene el récord de más hits en una temporada por un bateador diestro con 253 en 1925. Durante su carrera de 20 años, Simmons compiló un promedio de bateo de .334, con 2927 hits, 1828 carreras impulsadas y 307 jonrones, todos con una postura de bateo poco convencional que le valió el apodo de «Bucketfoot Al”. Simmons participó en 3 Juegos de Estrellas y ganó dos títulos de Serie Mundial.

8- Carl Yastrzemski: El relevo de Ted Williams en Boston. Jugaba la misma posición que Ted y ambos bateaban a la zurda y lanzaban a la derecha. «Yaz» pasó toda su carrera de 23 años en Boston, donde fue 18 veces All-Star y siete veces ganador del premio Guante de Oro. Se retiró después de la temporada de 1983 con 3419 hits, 1816 carreras anotadas, 452 jonrones, 1844 carreras impulsadas, 1845 bases por bolas y un promedio de bateo de .285. Es uno de los tres jugadores en la historia, junto con Barry Bonds y Babe Ruth, con un total de al menos 1800 carreras anotadas, 1800 carreras impulsadas y 1800 bases por bolas. En 1967 Yaz ganó la Triple Corona ( 44 HR, 121 CI y .326 AVG ), resultando ser ese año el Jugador Más Valioso de la Liga Americana. También ganó 3 títulos de bateo, participó en 18 Juegos de Estrellas ( MVP en el clásico de 1970 ) y fue nombrado Jugador del Año en las Ligas Mayores en 1967.

9- Manny Ramírez: Los números ofensivos de Manny son impresionantes. En 19 temporadas al más alto nivel finalizó con un promedio de bateo de .312, con 555 jonrones, 1831 carreras impulsadas, .411 de OBP, .585 de SLG y un OPS de .996. Además, fue seleccionado a 12 Juegos de Estrellas, ganó 2 Series Mundiales, 9 premios Bate de Plata, un título de bateo ( .349 en 2002 ) y fue MVP de la Serie Mundial 2004 con Boston, en la que bateó .412, con 1 HR y 4 CI. Los 29 cuadrangulares y 78 carreras remolcadas de Manny en postemporada se ubican entre los mejores de todos los tiempos. Me atrevería a decir que el dominicano es uno de los 10 mejores bateadores diestros de la historia, aunque es otro de los que llevará consigo el peso del uso de esteroides.

10- Es Delahanty: «Big Ed» fue uno de los primeros grandes bateadores en la historia del béisbol. En su carrera de 16 años, tuvo un promedio de .346, 101 jonrones, 1464 carreras impulsadas, 1599 carreras anotadas, 522 dobles, 185 triples y 455 bases robadas. Nunca fue seleccionado para un juego de Estrellas porque no hubo ninguno durante sus días como jugador, de lo contrario su presencia hubiera sido indiscutible. Tuvo un promedio de .400 o mejor en tres temporadas diferentes y el promedio de su carrera de .346 ocupa el quinto lugar de todos los tiempos. También logró dos títulos de OBP, cinco de SLG y cinco de OPS. Sus 185 triples lo ubican en el puesto 13 de todos los tiempos y conectó 2596 hits en su carrera. Lideró la liga en carreras impulsadas 3 veces, 1 vez en hits, 5 veces en dobles, en 1 ocasión el departamento de triples y el de bases robadas. Delahanty fue el mayor de cinco hermanos que jugaron en las Grandes Ligas, Big Ed era un jugador de cinco herramientas: podía batear con poder y promedio, era un excelente fildeador con un brazo fuerte y muy rápido en las bases.

De los 10 seleccionados, Barry Bonds, Joe Jackson, Pete Rose y Manny Ramírez son los únicos que no pertenecen al Salón de la Fama de Cooperstown.

Menciones: Tim Raines, Ralph Kiner, Monte Irvin, Jim Rice, Willie Stargell, Goose Goslin, Minnie Miñoso, Lou Brock, Lefty O’Doul, Charlie Keller, Joe Medwick, Billy Williams, Fred Clarke, Lance Berkman, Heinie Manush, Jesse Burkett, Chick Hafey, Joe Kelley, Jim O’Rourke, Zack Wheat.

6 comentarios en “Los 10 mejores de la historia: Left Fielders”

  1. A qué le llama usted mejores dela historia? A sólo batear? Para ser el mejor en mi opinión debe ser un jugador completo, que no tan solo pueda batear. Hay que jugar defensa, poder robar bases, empujar carreras, batear promedio. De los que usted ha mencionado como en el caso de Manny Ramírez fueron jardineros malos, bien malos y lo puedo decir con experiencia de causa.
    Ah Manny fue buen bateador de promedio y cuadrangulares eso sí, pero si es por jugadores completos nadie fue mejor que Henry Aarón, bateo 305 de promedio, es 3ro en imparables, segundo en cuadrangulares y líder en carreras empujadas. Nunca se Poncho 100 veces en una campaña. Ganó guantes de oro y se robó 240 bases. Debemos definir con mayor calidad lo que significar ser el mejor.

  2. Dejaste al mejor que para mi es el número 1 Hank Aaron esta sobre por lo menos 5 de los que escogiste. Y sin uso de esteroides

Responder a Francisco Dieguez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba