Por Pablo Pichardo

Para nadie es un secreto que los Chicago White Sox, pertenecientes a la división central de la Liga Americana, se han convertido en uno de los mejores equipos de todas las Grandes Ligas apoyándose fundamentalmente en el talento que le proporcionan los jugadores cubanos presentes en su plantilla.

Una de esas grandes estrellas presentes en el conjunto de la “Ciudad de los Vientos” es el jardinero Luis Robert a pesar de solo tener 24 años y haber disputado par de temporadas en Las Mayores.

Durante su última campaña, en la cual sufrió una lesión que lo alejo por varios meses de los terrenos, el cubano dejó grandes números a la ofensiva en los 68 encuentros que pudo disputar, .338 de promedio de bateo, 13 cuadrangulares, 43 carreras impulsadas,  93 imparables mientras su línea ofensiva quedaba en (.378OBP/ .567SLU/ .946OPS).

Este desempeño de la Pantera ha llevado a múltiples especialistas a preguntarse:

¿Debe estar Luís Robert en un turno de mayor importancia dentro del equipo de experimentado Tonny La Russa?  

A lo largo de los 123 encuentros que ha disputado Robert en MLB ha sido ubicado en siete turnos diferentes dentro de la alineación, aunque gran parte de esos juegos que ha intervenido se concentran en apenas cuatro posiciones dentro del lineup según estadísticas de Baseball Reference.

Al frente de la alineación.

Como primer madero de los Medias Blancas el patrullero central ha intervenido en 20 enfrentamientos a lo largo de su carrera y cuando hace acto presencia en este turno al bate sus números son muy llamativos.

Con cerca de 90 turnos al bate su promedio de bateo se encuentra en .310 gracias a sus 27 imparables, incluyendo ocho dobles y un bambinazo, mientras su línea es de (.355OBP/.437SLU/.792OPS).

A pesar de tener un buen OBP y  BABIP de (.406), fundamentales en la actualidad para un primer madero, el cubano no recibe muchas bases por bolas (6) mientras su  tasa de ponches por el contrario es muy elevada, factor este que influye en su contra por las características que por lo general presenta el primer bate.

De los mejores cuando esta en el segundo turno.

Quizás usted no este de acuerdo conmigo pero lo cierto es que por las características físicas y  las herramientas que posee el  cubano, puede ocupar el segundo puesto en la temible alineación de La Russa y su rendimiento cuando es ubicado en este puesto respalda esta afirmación anterior.

Robert en 30 juegos registra promedio ofensivo de .320 con ocho cuadrangulares, 24 carreras impulsadas y un OPS+ de 122, mientras línea es de (.375OBP/ .582SLU/ .957OPS).

Como sexto y séptimo disminuye su rendimiento.

Su peor rendimiento llega cuando es bajado en la alineación al sexto o séptimo turnos en los cuales ya registra 20 y 46 juegos jugados respectivamente.

Robert apenas batea para .247 con cuatro cuadrangulares y un OPS de .814 al ser colocado como sexto bate, además de ser esta ubicación en la segunda que más se poncha.

Por su parte el séptimo puesto a pesar de ser el que más ocasiones ha ocupado no le dejan grandes resultados, su mayor tasa de ponches se encuentra en este puesto, el OBP (.315) es el más bajo, aunque también muestra algunos parámetros positivos pues su mayor cantidad de extrabases y carreras producidas están en este apartado. 

¿Qué podremos ver la próxima temporada?

A pesar de la presencia de hombres como José Abreu, Yasmani Grandal, Eloy Jiménez, Yoan Moncada el joven talento merece estar ubicado en medio de la alineación asumiendo grandes responsabilidades que le permitan dar a conocer aún más su calidad.

¿Dónde ubicaría usted al cubano entre tantas estrellas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba