Mejor cubano por equipo: Padres, Yonder Alonso

Por encima de Odrisamer Despaigne y de Yasmani Grandal, Alonso destaca entre el resto de sus compatriotas en la historia de San Diego.

Por encima de Odrisamer Despaigne y de Yasmani Grandal, Alonso destaca entre el resto de sus compatriotas en la historia de San Diego.
Por encima de Odrisamer Despaigne y de Yasmani Grandal, Alonso destaca entre el resto de sus compatriotas en la historia de San Diego (web screen shot)

Por Juan Páez

En SwingCompleto, iremos recordando y evaluando a los mejores cubanos que han pasado por cada equipo de las Grandes Ligas. Puede ver la serie de trabajos realizados, club por club, haciendo clic aquí.


Desde que los Padres de San Diego adquirieron a Yonder Alonso desde los Rojos de Cincinnati, el 17 de diciembre de 2011, sabían que el cubano tendría un paso importante con el equipo en el largo plazo. Y así fue: el toletero se estableció como el primera base del club por cuatro años y se ganó el puesto del antillano más valioso en la historia de los religiosos, por encima de Odrisamer Despaigne y de Yasmani Grandal, quien curiosamente también estuvo involucrado en el mencionado canje.

En total, Alonso jugó 439 veces con los Padres. En esa cantidad de compromisos, disparó 408 hits, entre ellos 87 dobles, dos triples y 27 estacazos de vuelta completa. Registró 165 carreras impulsadas y 158 recorridos al diamante. En su tiempo con los californianos, salió a relucir su disciplina en la caja de bateadores, con sus 153 bases por bolas y sus 232 ponches. En los cuatro torneos dejó promedios de .271/.339/.386.

Su primera zafra completa en las Grandes Ligas, luego de disfrutar de dos años a media máquina con los Rojos, le valió ser considerado en las votaciones del premio al Novato del Año. Quedó sexto en la carrera, que tuvo como ganador al jardinero Bryce Harper.

El inicialista capitalino, que tiene hoy 33 años de edad, tuvo un primer año bastante esperanzador, en 2012. Coleccionó 150 imparables y 39 dobles, junto con 62 fletadas, average de .273 y promedio de embasado de .348. Pero, lamentablemente, nunca pudo tener un año siquiera parecido con los Padres. De hecho, ni siquiera volvió a jugar la misma cantidad de cotejos en una campaña con la escuadra de la Liga Nacional.

En esa temporada en 2012, Alonso se convirtió en apenas el noveno bateador de los Padres con una campaña de, por lo menos, 39 batazos de dos esquinas, algo que ningún otro religioso ha vuelto a conseguir.

Sus citados compañeros también recogieron méritos, aunque ninguno con la trayectoria de Alonso. Grandal tuvo una actuación discreta de 216 juegos en tres años antes de marcharse y explotar como un receptor estrella con los Dodgers de Los Ángeles. En el caso de Odrisamer, este tuvo un 2014 bastante sólido como abridor en 16 salidas, pero se desplomó al año siguiente, cuando se alternó entre la rotación y el cuerpo de relevistas.

Las cuatro zafras de Yonder con los Padres fueron el comienzo de todo, estas dieron pie a que luego se convirtiera en un bateador mucho más peligroso, que fuera a su hasta ahora único Juego de Estrellas (2017) y que incluso firmara una acuerdo de dos años y 16 millones de dólares con los Indios de Cleveland. Su etapa como miembro de San Diego terminó el 2 de diciembre de 2015, cuando fue enviado a los Atléticos de Oakland.

Estadísticas de Yonder Alonso de por vida con los Padres de San Diego:

AñoEqJABRH2B3BHRRBISBCSBBSOBAOBPSLG
2012SDP155549471503909623062101.273.348.393
2013SDP973343494110645603247.281.341.368
2014SDP842672764191727611736.240.285.397
2015SDP10335450100181531254248.282.361.381
Total:439150415840887227165176153232.271.339.386

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*