4 AÑOS DESPUÉS: Prestigioso periodista cubano habló sobre el acuerdo FCB-MLB

Por Gian Franco Gil

En el pasado año 2018, las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) y la Federación Cubana de Béisbol (FCB) llegaron a un importante acuerdo, con el que garantizaban el acceso seguro de los atletas cubanos a jugar en la Gran Carpa de Estados Unidos.

Sobre el tema, el Comisionado de la MLB, Rob Manfred, advirtió que: «Durante años las Grandes Ligas de Béisbol han estado tratando de poner fin a la trata de jugadores cubanos por parte de organizaciones criminales, creando una alternativa segura y legal para que esos peloteros firmen con nuestros clubes».

Lo que no esperaban el Comisionado, «Pito» Abreu, y los millones de cubanos que se ilusionaron con el pacto, fue que varios meses depués, en abril, a solo dos semanas de comenzar la temporada regular del mejor béisbol del planeta, la administración Trump detuviera las negociaciones entre ambas organizaciones.

Según un texto publicado por el diario norteamericano The Washington Post, «la asministración Trump canceló el acuerdo diciendo que la federación era parte del gobierno cubano y que el comercio con él era ilegal».

Precisamente, cuatro años después de aquel famoso acuerdo, un equipo de Swing Completo llegó hasta la casa del prestigioso periodista cubano Michel Contrera, quien vivió la rúbrica como escritor de los medios oficiales y estuvo presente en la conferencia de prensa, efectuada en el Hotel Nacional, donde estuvieron figuras de la talla de Joe Torres, Cayton Kershaw, José Abreu, entre otros.

«Yo si me ilusioné mucho. Recuerdo que conversaba cerca de dos o tres horas con Ismael Sené por teléfono. Yo habla mucho sobre eso, sobre la posibilidad de que aquel acuerdo se fraguara», comentó Contreras.

Aquella «firma de paz» entre ambas instituciones generó criterios divididos en los seguidores del deporte de las bolas y los strikes en la Isla.

Algunos de los fanáticos apoyaron la idea, inspirados en la idea del renacer de la pelota cubana. Otros la rechazaron por el mero hecho de que la Federación lucrara con cada acuerdo que se rubricara.

«A muchos amigos mios, sobre todo los que están fuera no les gustaba, pero a mi si. Yo lo veo desde la perspectiva del que está del lado acá, quizás. Y a mi me gustaba porque iba a crear una posibilidad de cooperación muy grande, que iba a redundar en que la pelota de aquí mejorara y que los peloteros de aquí mejoraran también sus niveles de vida», explicó Michel.

Como parte de las actividades celebradas en paralelo con el histórico acuerdo, la FCB propició un encuentro entre el comité que asistió´desde Estados Unidos, en representación de MLB y el Sindicato de Peloteros, a la Mayor de las Antillas y la prensa acreditada. Un espacio idóneo para fomentar la transparencia en el diálogo sostenido y terminó decepcionando a los que aisitieron con ánimos de «construir».

«Me parecía perfecto hasta que la admistración Trump puso un obstáculo por aquí, un problema por allá. Me acuerdo que se hizo la famosa reunión en el Hotel Nacional y lo único que saque bueno de aquel encuentro fue poder hablar con Clayton Kershaw, porque ahí no paso nada más. Las preguntas eran dirigidas. Yo levantaba la mano y no me daban la palabra. No pasó nada en concreto.

«Lo único que sacamos algunos fue la posibilidad de hablar con aquellas mounstruos: como Miguel Cabrera y, por supuesto, José Dariel Abreu. Además, de poder robarme la placa de Joe Torres, que estaba al frente del comité que vino a Cuba junto al sindicato de peloteros. Cuando terminó aquello me la llevé y la tengo guardada como un trofeo de guerra», concluyó.

Puede ver la entrevista completa en el siguiente video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio