HABLÓ CON NÚMEROS: Aroldis Chapman DEMOSTRÓ ser un lanzador implacable

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Desde que Aroldis Chapman debutó en 2010 hasta el presente, es el relevista con la tercera mayor cantidad de ponches en Las Mayores con 1045, solamente superado por Kenley Jansen (1107) y Craig Kimbrel (1098). Pero su promedio de 14.7 abanicados por cada nueve entradas lanzadas (K/9 IP) es superior al de ambos cerradores.

En ese lapso (2010-2022) el tercer mejor promedio de K/9 IP le pertenece al misil cubano con 14.7. El zurdo Josh Hader y el derecho boricua Edwin Díaz lideran este renglón con 15.2 y 14.8 respectivamente. Claro, Chapman ha trabajado muchas más entradas que ellos. Pero mejor vamos a enfocarnos en la trayectoria del cubano en MLB, específicamente cómo le ha ido con relación a los ponches (K) que ha propinado.

Los 1045 K que acumula Chapman en su carrera de 13 años en MLB los ha logrado con los Reds (546), Yankees (453) y Cubs (46). El lanzador de 34 años de edad ha abanicado a 746 bateadores derechos y a 299 zurdos. Siendo el mes de julio el de mayor cantidad de K con 201. Le siguen los meses de septiembre (185) y agosto (167).

Cuando Chapman lanza de local propina 601 ponches y cuando lo hace de visitante 444. El equipo que ha recibido más ponches ante los envíos del holguinero es el de los Pirates (84). Luego aparecen los Orioles y Brewers con 77 cada uno. El dominicano Starling Marte (9 K) y el cubanoamericano J.D. Martínez (9 K) son sus principales víctimas. Pedro Álvarez, Josh Harrison, Trey Mancini y Jonathan Lucroy tienen 8 K per cápita ante el supersónico zurdo.

El hogar de los Cincinnati Reds, el Great American Ball Park es el estadio donde Chapman ha conseguido ponchar a más rivales (330). El otro parque donde supera los 100 k es el Yankee Stadium (246). Al menos ha propinado un ponche en 36 diferentes estadios en su carrera de MLB.

Bajo presión Chapman saca el extra. Con dos outs fuera retira por la vía de los strikes a 377 bateadores y con corredores en posición anotadora a 269 (28 K con las bases llenas). Además, ha abanicado a 174 bateadores emergentes y la mayor cantidad de K las consigue cuando el juego está empatado (214).

Al ser un cerrador por excelencia la mayor parte de su carrera, el inning donde exhibe la mayor cantidad de ponches es el noveno (811). En el octavo capítulo acumula 103 K, en el séptimo 48 y en el sexto 10. En dos ocasiones ha logrado abanicar a cinco contrarios en un juego, en 11 partidos a cuatro, en 88 a tres, en 252 a dos y en 223 a uno.

A los bateadores rivales que ocupan el sexto puesto en la alineación es a los que más poncha Chapman (142). Los que aparecen en el séptimo turno al bate se toman 140 chocolates ante el cubano. A los que menos puede dominar por esta vía es a los que batean de tercero en el orden al bate (94). De los 1045 K en su carrera solamente tres se han embasado.

Esta temporada baja Chapman aparece en la agencia libre. En el momento de redactar estas líneas no ha firmado un nuevo contrato. El siete veces All Star y ganador de la Serie Mundial de 2016 con los Cubs ha salvado 315 juegos de por vida y presenta una efectividad de 2.48. En 2019 ganó el Rivera Reliever Award. Premio que se le otorga al mejor relevista de la Liga Americana. Su historial y resultados al máximo nivel son impresionantes, seguramente lo veremos en 2023 ocupando su habitual puesto de cerrador en un nuevo conjunto, pues con los Yankees cumplió otro rol este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio