ORGULLO DE CUBA: Miguel Antonio, hijo de Lázaro Vargas, a su 1er Juego de Estrellas profesional

Vargas, que prácticamente no ha tenido slumps en la temporada, va en este instante (11 de junio) como tercero de los bateadores en la Midwest League de la Class A (Full), y tercero en anotadas, indiscutibles y OBP de la liga

Vargas, que prácticamente no ha tenido slumps en la temporada, va en este instante (11 de junio) como tercero de los bateadores en la Midwest League de la Class A (Full), y tercero en anotadas, indiscutibles y OBP de la liga
Vargas, que prácticamente no ha tenido slumps en la temporada, va en este instante (11 de junio) como tercero de los bateadores en la Midwest League de la Class A (Full), y tercero en anotadas, indiscutibles y OBP de la liga Web Screen Shot

Por Daniel de Malas / swingcompleto@gmail.com

El prometedor Miguel Antonio Vargas continua su buen paso en la pelota profesiona y en este 2019 ira a su primer Juego de Estrellas, al ser uno de los peloteros más estables con el madero de los Great Lakes Loons, en lo que va de campaña.

Vargas, que firmó en septiembre del 2017 con la organización de los Dodgers de Los Angeles, prácticamente no ha tenido slumps en la temporada, va en este instante (11 de junio) como tercero de los bateadores en la Midwest League de la Class A (Full), en el medio de una racha de 6 partido en línea con hits (8 imparables en el lapso), mientras también es tercero en anotadas, indiscutibles y OBP de la liga.

Con solo 19 años, Miguel Antonio tuvo una seguidilla de 16 partidos consecutivos consiguiendo embasarse en abril, racha donde exhibió un OBP de 493.

El hijo del estelar exjugador de Industriales, a estas alturas de la temporada, tiene línea ofensiva de 317/400/408 (AVE/OBP/SLG), con 69 imparables, 18 extrabases (repartidos en 17 dobles y 1 jonrón), 43 carreras anotadas y 32 remolcadas, con 34 ponches y 31 bases por bolas, en 218 veces al bate y 56 partidos jugados.

El Juego de Estrellas y sus festividades se celebraran entre el 17 y 18 de junio próximo, en South Bend, Indiana.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*