Por Yasel Porto

Está claro que en las dos versiones de la «Aplanadora Santiaguera» Norge Lui Vera y Ormari Romero fueron los grandes caballos de batalla. Pero sería injusto decir que Osmel Cintra Valverde no tuvo un enorme protagonismo en las seis coronas alcanzadas por las Avispas entre 1999 y 2008.

El derecho natural de El Uvero tiene los resultados suficientes para ser considerado uno de los mejores lanzadores de su provincia en los clásicos cubanos, tanto por lo cualitativo como por la cantidad de años que le dedicó al deporte en activo.

Pero este artículo es para reseñar lo que sucedió hace poco tiempo con Cintra, quien por fortuna ya se encuentra muy recuperado de una situación de salud que asustó a familiares y amigos.

Según la información recibida por el responsable de la atención a atletas retirados en Santiago, el estelar exjardinero Reutilio Hurtado, al hoy entrenador le salió lo que le llaman un nacido ciego en la zona posterior trasera y no le prestó mucha atención en un principio. Luego él mismo se atendió pero la situación se fue tornando cada vez más compleja hasta que fue imprescindible la atención médica.

Tan grave se tornó el asunto que no solo se afectó toda esa parte sino que la infección se generalizó por todo el cuerpo y su vida se puso a disposición de los médicos. A Dios gracias junto con el intenso tratamiento y su fuerza de voluntad lo sacaron del peligro en el que se sumió.

En estos momentos evoluciona por día en su casa cercana al estadio Guillermón Moncada, alejado ya de lo peor, y con la posibilidad real de volver pronto a prestar sus servicios como entrenador. Allí recibe el apoyo sentimental de su esposa y su hija, además de los amigos más cercanos y algunos vecinos que le profesan un cariño que él mismo se ganó por sus condicioness personales.

Nacido en 1979, Cintra lanzó entre 1997-98 y 2011-12 según los números de baseball-refence. En ese rango de tiempo acumuló balance de 85-58 y efectividad de 3.63.

Desgraciadamente el equipo nacional primera categoría le fue esquivo siempre, aunque en las categorías menores tuvo mejor suerte. Participó en vario eventos internacionales pero no con el principal equipo. Pero a pesar de esto lo considero uno de los lanzadores más subvalorados de la etapa que le tocó lanzar. En una época como la actual «otra avispa hubiera picado».

Lo mejor del mundo para Cintra y que todo siga camino al bienestar físico y emocional por completo muy pronto. Además de su gente querida, el béisbol santiaguero y cubano lo necesita.

7 comentarios en “SE SALVÓ de lo peor estelar exlanzador de Santiago de Cuba y ahora está en fase de recuperación”

  1. Camilo Ernesto Cobas Morebo

    En lo personal es amigo mío muy buena persona con exelente sentido del humor y muy atento a su familia mis saludos para el d parte d camilo Ernesto Cobas More

  2. Elcio Juan Paneque

    Tremendo pitcher, para mí fue uno de los mejores en su equipo y muy destacado a nivel nacional, sus números así lo corroboran, no integró la selección nacional principal porque le tocó una época donde aún primaba una abundancia en la calidad de nuestro deporte nacional, pero condiciones tuvo de sobra pese a no ser un lanzador muy veloz, pero sí era muy inteligente y poseía un excelente control, además de ser muy ecuánime, con un extraordinario temple y muy disciplinado, espero se recupere totalmente y pronto podamos contar con su aporte al béisbol de su provincia ya como entrenador o por qué no como profesor en alguna escuela santiaguera o también en la EIDE, todo es que se lo propongan y él acepte.

  3. julio César leyva

    Exelente lanzador,con gran valentía y siempre dispuesto a lanzar cuando se lo pidieran y fue muy respetados por los equipos contrarios ,llegue a ti mi amigo en lo personal mis más sinceros Saludos para ti y tu familia y t deseo pronta recuperación,y se q lo lograrás

  4. Los grandes de SANTIAGO, SU APLANADORA SUS AVISPAS, siempre están en el corazón de la afición que junto a Dios y los Santos le bendicen.

  5. José Carlos González pino

    Pelotero íntegro y con una voluntad y vergüenza deportiva como pocos.Entregado siempre al juego de béisbol como si fuera la primera vez que lanzaba.Nunca quería salir del box y eso habla por si solo de su valor,amor y entrega.Pudo haber integrado varías veces el equipo nacional,pero no era del agrado de los directivos y entrenadores de picheo de la piña del béisbol cubano.Que Dios lo restaure totalmente y salga adelante.Un abrazo para ese corajudo lanzador de nuestra provincia.

  6. Excelente lanzador y con una gran vergüenza deportiva. Recuerdo cómo se ponía si tenía que ser extraído del box y muchas veces pichó lesionado y hasta con fiebre. Nos hizo vivir grandes momentos con la pasión del béisbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba