Por Héctor Olmos

La suerte del dominicano cambiaría en su tercer turno de la noche, consiguiendo el tercer imparable de los bombarderos del Bronx. En su cuarto turno se volvió a ir por la vía del ponche en la 10ª entrada.

Lamentablemente para los adeptos de Andújar dejó una imagen lamentable corriendo las bases ya que como fue el último out en la 10ª entrada, abrió la onceava corriendo en la segunda base pero como ya mencionamos, Andújar, mostró que los nervios se apoderaron de él en su regreso, ya que después de una línea conectada por el jardinero central, Aaron Hicks, fue puesto fuera tras no regresar a tiempo a la base y así los Marineros conseguían el doble play que pondría fin al intento de rally de los Yankees.

En su quinto y último turno de la noche pudo vestirse de héroe, pero los nervios de su última acción en el juego le volvieron a cobrar factura, pues con casa llena buscó atinarle a cualquier cosa que el lanzador arrojaba al plato y el resultado fue una rolata al campo corto.

Como conclusión podemos decir que el tiempo fuera de las grandes ligas tuvo su efecto en momentos en los que se necesita mayor concentración y nervios de acero. Al mismo tiempo hay que esperar a ver lo que este pelotero joven puede aportar con un poco mas de juegos, pues Carpenter aún tardará en regresar, por lo que su puesto sigue de momento seguro pero no podemos decir lo mismo de su futuro como Yankee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio